Una Palabra Oportuna No. 2056

173

Oración de la noche. Jueves 29 de septiembre de 2022.

Por Hna Elena Azofra.

Interioridad

Iniciamos este ratito de encuentro con Dios.

Respiramos profundamente dos veces y recogemos el corazón para que no esté disperso.

En el evangelio de Lucas, María, la madre de Jesús, se expresa así de Dios:

“Él hace proezas con su brazo:

dispersa a los soberbios de corazón,

derriba del trono a los poderosos

y enaltece a los humildes,

a los hambrientos los colma de bienes

y a los ricos los despide vacíos”.

María nos está anunciando quien VENCERÁ en la lucha en esta vida:

Los que sufren,

Los que son humildes,

Los pobres,

Los hambrientos.

Y también nos dice quienes serán derrotados;

Los soberbios de corazón

Los poderosos de esta tierra.

Los ricos ambiciosos.

Pidamos que la dispersión, el derrocamiento o la vaciedad no lleguen a nuestras almas, ni a nuestras familias, pero que sí lleguen a donde es necesario para que la humanidad viva fraternalmente, libremente, en justicia, derecho y dignidad.

El Espíritu Santo que inspiró a María, nos conceda limpiar nuestras vidas de aquello que está condenado por Dios y llenarnos de su Gracia. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.