Docentes en Mérida asisten a clases presenciales sin salarios justos

Salarios docentes
Archivo/Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Máximo Briceño, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Educación del estado Mérida (Sinditem), aseguró que los docentes dependientes del Ministerio de Educación, gobernaciones y alcaldías hasta la fecha no cuentan con salarios justos.  

Ante la hiperinflación latente en el país, Briceño considera que del docente I al docente VI debe percibir un sueldo mensual no menos de 300 dólares, “un salario que con el docente pueda alimentarse, vestirse y pueda sobrevivir en medio de esta crisis”, mencionó el sindicalista.

El profesional de la educación aclaró que no existe a su juicio “una propuesta de carácter económico” por parte del Ministerio de Educación para el magisterio.

“Se ve que no es precisamente un área de interés para el gobierno nacional, tampoco lo es para el gobierno regional y mucho menos para el gobierno local y municipal, esta situación se suma en un marasmo”, apuntó Briceño.

Docentes se encuentran desasistidos con equipos de bioseguridad

Ante la presencia de la pandemia, el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Educación del estado Mérida ve con preocupación que el docente no cuente con la ayuda del gobierno regional y nacional en cuanto a la dotación de equipos de bioseguridad y materiales de limpieza.

Hasta la fecha el profesor tiene que adquirir con lo poco que gana quincenalmente los tapaboca, gel antibacterial, alcohol, entre otros insumos para evitar el contagio de la COVID-19.  

“No vemos que el docente disponga en las escuelas de guantes, alcohol y todo el equipo de bioseguridad para garantizar que los docente estén en las aulas de clases y que puedan también recibir a los muchachos, igualmente tiene que tener garantizado los elementos de bioseguridad para ingresar a las escuelas y aulas de clase», comentó.

De igual forma, aseguró que las instituciones educativas no cuentan con materiales de limpieza para el aseo adecuado en los salones de clase.

“Si a eso le sumamos que las unidades educativas no tienen ni el cloro para la limpieza ni los utensilios requeridos para darle la limpieza permanente en las aulas de clase”, precisó Briceño.

Indicó que los docentes deben levantar un acta de rigor cuando no estén dadas las condiciones necesarias para darle continuidad a las clases presenciales.

Puntualizó que “habrá que tomar acciones de carácter gremial y sindical para protestar” ante las deficiencias presentadas en los centros educativos del estado.