Abrazarnos a la prevención

Cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda las sociedades en la lucha contra esta enfermedad que afecta a millones de mujeres en todo el mundo.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres de Europa y también de América Latina. En Venezuela se ha convertido en la primera causa de muerte en las mujeres.

De acuerdo con el último estudio sobre el pronóstico de incidencia y mortalidad del cáncer en Venezuela, en 2019 se estimó un total de 7.093 nuevos casos y 2.819 muertes por cáncer de mama, registrándose con ello, un aumento significativo en las cifras que se han venido observando desde 2015.

Por eso el llamado en esta oportunidad, y no solo por un día o por el llamado mes Rosa, es a sensibilizar a todas las mujeres en favor de la prevención, detección precoz y controles a tiempo.

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela sugiere que lo ideal es que asuman la responsabilidad individual de cuidar su salud y hacer los cambios necesarios en su estilo de vida para minimizar los factores de riesgo.

La SAV ha centrado sus esfuerzos en ofrecer jornadas de pesquisa precoz, estudios diagnósticos, consultas especializadas, campañas de concientización, conferencias y demás actividades destinadas a generar un impacto positivo que contribuya a reducir esas cifras.

En el país también existen otras organizaciones y fundaciones que dispensan jornadas de despistaje y atención especializada a mujeres que padezcan de este tipo de cáncer.

Entre ellas están SenosAyuda, Fundacama, SenoSalud, Senosestima, Fundaseno, Famac, Fundamama, Cruz Roja Venezolana y el programa de prevención de este cáncer del Ministerio del Poder Popular para la Salud.

Estas instituciones influyen, entre otras motivaciones, la idea real que cuando se diagnostica a tiempo, el cáncer de mama es perfectamente curable, y que la mamografía es el examen número uno a partir de los 35 años en nuestro país para detectarla tempranamente.