Donald Trump prohibirá inmigración a Estados Unidos durante la pandemia

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que prohibirá temporalmente la inmigración al país durante la pandemia de COVID-19.

El mandatario aseguró a través de un mensaje en su cuenta de Twitter que con la decisión espera combatir el virus y proteger empleos.

«A la luz del ataque del enemigo invisible y por la necesidad de proteger los empleos de nuestros grandes ciudadanos americanos, firmaré una orden ejecutiva para suspender temporalmente la inmigración a los Estados Unidos», dice el tweet compartido por Trump.

Aunque Trump no ofreció más detalles sobre la medida, un reporte de The New York Times sugiere que se podría detener la emisión y recepción de solicitudes de visas de trabajo y «green cards».

«Por medio de esa orden, la administración de Trump podría dejar de aprobar solicitudes de extranjeros para vivir y trabajar en los Estados Unidos por un período de tiempo indeterminado, cerrando el sistema de inmigración legal», dice el reporte.

¿Un movimiento político?

Sin embargo, algunos analistas ya critican el anuncio del presidente estadounidense, considerándolo un movimiento político.

Así lo dice el periodista y analista de la BBC, Anthony Zurcher:

«Cuatro años atrás, el presidente hizo campaña en una agresiva plataforma anti-inmigración (…) Ahora, con la amenaza de una pelea cuesta arriba por la re-elección, apostará por una medida similar», opinó Zurcher.

Según el experto, no es un secreto que Trump y su gabinete ven la inmigración como un daño para la nación, algo que confirma el texto «proteger los trabajos de los ciudadanos americanos».

Lo mismo asegura The New York Times que, aunque no cita sus fuentes, aseguró que defensores de la inmigración consideran que Trump usa la pandemia global como plataforma política.

Por su parte, la infectóloga Dena Grayson, opinó lo mismo en una respuesta al tweet de Trump:

«El mortal Coronavirus causa infección asintomática en el 60% de las personas, que pueden contagiar el virus. En lugar de incrementar las pruebas a la gente sin síntomas, Trump pelea contra un enemigo imaginario (los inmigrantes)», escribió la experta.

Sólo el año pasado, más de un millón de personas recibieron permiso legal para vivir y trabajar en los Estados Unidos.

Además, el país recibió a más de 30 mil personas en calidad de refugiados.