José Guerra: es inexplicable que se hayan emitido billetes de tan baja denominación

Imagen: cortesía.

A juicio del exdiputado a la Asamblea Nacional (AN) y economista, José Guerra, es inexplicable de que el Banco Central de Venezuela (BCV) emitiera «billetes de tan baja denominación» este viernes 5 de marzo con la ampliación del cono conetario.

Indicó en un artículo de opinión que con las tasas de inflación de enero y febrero de 2021, superiores a 50% mensual, al cabo de tres meses, de persistir esos niveles de alzas de precios, el valor de esos billetes se habrá pulverizado irremediablemente.

«Esto sugiere que puede ser muy probable que se tenga que hacer otra reconversión monetaria para simplificar y sincerar el cono monetario y así hacerlo más funcional», refirió Guerra.

En esta línea también opina el economista Jesús Casique, quien dijo que los nuevos billetes podrían ser una «transición» para que se dé la reconversión monetaria en el país.

Aseguró que contablemente son «extremadamente» complejos y abstractos los registros, por lo que la posibilidad de que se dé una reconversión sigue latente.

Desde 2008 hasta la fecha en Venezuela se han realizado dos procesos de reconversión monetaria, el primero impulsado por el fallecido presidente de la República, Hugo Chávez, cuando el bolívar pasó a denominarse «bolívar fuerte» y le quitaron tres ceros al valor nominal de la moneda nacional en aquel entonces.

El segundo ordenado por el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en 2018. Ese año el mandatario nacional también le quitó tres cero al «bolívar fuerte» y le cambió el nombre a «bolívar soberano».

Según los especialistas las reconversiones monetarias son medidas típicas en economías inflacionarias o hiperinflacionarias, como en el caso de la Alemania de la posguerra en 1948, la Francia en 1959, y de países de América Latina como Brasil, Bolivia o Argentina.

Resaltan que una reconversión monetaria en un proceso hiperinflacionario que no vaya acompañada de de otras medidas de reformas económicas, no resuelven la crisis.