La OMS autoriza el uso de emergencia de la vacuna china Sinopharm

23
Imagen: Referencial web

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio este viernes el visto bueno a la vacuna contra el Coronavirus desarrollada por Sinopharm para su uso de emergencia.

La OMS recomendó que sean dos dosis de ésta las que se apliquen para lograr la inmunidad, y convierten a la china en la sexta vacuna contra la COVID-19 con el respaldo de la institución.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció este viernes en rueda de prensa que esta vacuna es “segura y eficaz” y que, por ello, el organismo la ha incluido en su lista de emergencia.

Más del 70% de eficacia

La aprobación o no de la solución de Sinopharm estaba en discusión a pesar de haber obtenido un 78,1% de eficacia para adultos entre 18 y 59 años, cifra muy por encima del umbral exigible que es en torno al 50%.

Los expertos del Grupo Asesor Estratégico de Expertos (SAGE, por sus siglas en inglés) que asesoran a la OMS, expresaron “poca confianza” en la calidad de las pruebas presentadas con respecto al blindaje para mayores de 60 años, así como “muy poca confianza” en el caso de los afectados por otras dolencias.

Su suspicacia apunta a la escasa población de las tres investigaciones acreditadas: apenas 209 ancianos en total recibieron las dos inyecciones de Sinopharm.

Esta solución recibió el visto bueno por parte de las autoridades chinas en diciembre del año pasado. Desde entonces, otros 44 países se han sumado a la lista, los cuales han administrado en conjunto más de 65 millones de dosis.

Tan solo 1.461 personas han experimentado reacciones adversas, 8 de ellas de gravedad.

Revisión previa

Otra causa de recelo para los expertos era “la ausencia de una buena explicación para los diferentes resultados de eficacia”, según establece el informe del SAGE.

Evaluaciones previas llevadas a cabo en países como Indonesia, Turquía o Brasil otorgaban a la vacuna de Sinopharm un rango del 51 al 84%. El estudio realizado por la empresa estatal china se concedía un 79%.

Los datos compilados hasta la fecha podrán cotejarse con otros ensayos clínicos todavía en marcha. Nueve investigaciones permanecen inconclusas en Perú, Argentina, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Pakistán.

China se ha visto obligada a externalizar a terceros países sus pruebas ante la limitada prevalencia de la COVID-19 en su territorio.

Fuente: ABC, Twitter