No están solas

87
Foto: cortesía.

A propósito de conmemorarse este miércoles 25 de noviembre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, Estefanía Reyes, directora del Proyecto Mujeres, expresó que por más remoto que sea el lugar donde se encuentre, o los escasos recursos que tenga “la mujer no está sola”.

Agregó que siempre habrá una organización, la propia sociedad civil, o un ente público para tender una mano.

“En este momento por la pandemia se han habilitado muchísimos servicios a través de líneas telefónicas, de Whatsapp, correos electrónicos que pueden atender a las mujeres, incluso en situaciones de emergencias”, refirió.

Reyes destacó que lo más importante en este contexto de pandemia es que las mujeres reciban ayuda psicológica. “Es esencial que estos especialistas les provean de herramientas que les ayuden a mantener la salud mental en un momento tan difícil”.

También resaltó que estos servicios ofrecen herramientas legales a las que se pueden recurrir si la situación representa una amenaza a su integridad física.

“En algunos casos más extremos hay herramientas y recursos a los que se pueden acceder dentro de ese entorno de violencia si eso representa una amenaza de muerte. Es importantísimo que sin importar la forma de violencia ya sea, económica, física, psicológica o sexual entiendan que hay herramientas y recursos, hay muchas personas dispuestas a tenderles la mano y apoyarles en lo que necesiten”, sostuvo la directora del Proyecto Mujeres.

¿Qué les decimos a ellos?

Reyes hizo un llamado a los hombres para que reflexionen sobre la naturaleza de sus relaciones personales pero no tan enfocadas a la pareja, sino con el resto de las mujeres integrantes de su familia.

“Desde pequeños se les inculca a los hombres a cosificar a las mujeres, es decir, ‘a que sus parejas les pertenecen, que las hijas están para servirles en muchísimas formas en el plano doméstico’, estas ideas están muy arraigadas dentro de nuestra psiquis colectiva y es fundamental que entiendan que las mujeres somos personas con los mismos derechos que ellos, con las mismas potencialidades y por tanto no estamos para servirles en ningún plano y en ninguna relación”, aseveró.