Productores en Guárico denuncian robos y amenazas por presuntos policías

361
Productores Guárico
Productores junto a familiares después de hacer sus denuncia ante el Ministerio Publico/ Foto: Xiomara López/Radio Fe y Alegría Noticias

Pequeños productores de San José del Paso en la parroquia Canta Gallo, en el municipio Roscio del estado Guárico, denuncian el robo de 30 cerdos y 50 sacos de alimentos para animales por presuntos efectivos policiales.

Ali Graterol declaró a Radio Fe y Alegría Noticias que los hechos ocurrieron el pasado 4 de julio, en horas de la madrugada, cuando un grupo de aproximadamente 15 presuntos funcionarios pertenecientes a la Policía de Guárico irrumpieron en varios predios amedrentado y amenazando a las familias.

“Donde funcionarios adscriptos a la comandancia de la Policía del estado Guárico irrumpieron de manera agresiva y abrupta en varios predios campesinos que por ahí se encuentran, logrando sustraer entre los mismos la cantidad de 30 cochinos de uno de los predios y también 50 sacos de alimentos para mantener otros cochinos”.

Graterol señaló que en esta zona agrícola existen pequeños productores de porcino que crían y venden su producto, por lo que han realizado la denuncia ante el Ministerio Publico del estado para que estos hechos no sigan ocurriendo.

“Hemos acudido ante a las instalaciones del Ministerio Publico, el día de hoy (miércoles 6), se nos ha tomado la denuncia a través de la unidad de atención a la víctima, esperando por su debido proceso y asignación del fiscal”.

Sin embargo, el denunciante señaló que solicitará la designación de un fiscal de competencia nacional para que se traslade a San Juan de Los Morros para que “se investiguen de primera mano las aberraciones y de derechos humanos que está ocurriendo en esta entidad llanera”.  

Los supuestos policías también los amenazaron

Por su parte, José Castillo, dueño del fundo “Mis Nietos”, del cual sustrajeron los sacos de alimentos y el camión propiedad del afectado, denunció que los supuestos policías amenazaron a su hijo, y a su sobrino se lo llevaron acusándolo de varios presuntos delitos donde colocan como prueba lo sacado de la finca.  

“Eso fue el día lunes (4 de julio), irrumpieron aproximadamente entre 12 a 15 funcionarios a mi propiedad, obligando así a mi hijo, a mi sobrino a cargar mi camión, el alimento estaba debajo de un techo, quisieron llevarse los cochinos mas no se los llevaron, así optaron por cargar el alimento”.

Castillo manifestó que su sobrino le exigió a los funcionarios alguna orden para poder entrar en una propiedad privada y la respuesta que recibió es que ellos no necesitaban de eso porque ellos eran la ley.

“La ley eran ellos, que ellos hacían lo que les daba la gana, le trataron de quitarle una tablet al hijo mío de la mano, llorando, porque esa gente no tiene corazón, eso es vandalismo”.

El afectado denunció que hace responsable de lo que le pueda suceder a él y sus familiares ante las denuncias que han impuesto en el Ministerio Público.

Le tienen más miedo a las autoridades que a los delincuentes

“Le tenemos  más miedo a las autoridades que a los propios malandros, entonces, qué hacemos, a dónde acudimos, por favor ayúdenos, que esto no siga pasando ya que esta no es la primera vez”, declaró José Borrego, otro de los afectados.

“Allá todavía quedan personas amenazadas por ellos. Le hago un llamado al comandante Graterol, que los policías estaban comandados por Graterol, que si a alguno de nosotros nos llega a pasar algo, lo hacemos responsable de todo lo que nos vaya a pasar”.

También narró que “los funcionarios a mi casa, rompen las puertas mías, del vecino, de mi hermano,me acabaron toda la casa, me robaron la bombonas, el Directv, los zapatos, los zapatos de mi hijo, los medicamentos de mi hijo, la comida, me rajaron los colchones, me volvieron la casa un desastre, me robaron un cemento con que estoy construyendo la casa poco a poco, me robaron casi 30 cochinos porque ellos alegaron que eso era robados y yo tengo factura de todo los cochinos”.

Borrego presentó todas sus facturas donde se constata cuando compró los animales. “Aquí traigo todas las facturas donde los compré y realizamos la denuncia y no sabemos dónde están los animales”.

Los pequeños productores esperan que su denuncia sea escuchada y así puedan contribuir para que esta situación no siga ocurriendo.

Documento de la denuncia
Parte de la denuncia
Facturas de los cochinos