Segundo día de capilla ardiente: Benedicto XVI sigue recibiendo fieles

23
Cortesía

Al menos 65 mil personas presentaron sus respetos al papa emérito Benedicto XVI durante el primer día de capilla ardiente en la Basílica de San Pedro.

Sin embargo, las autoridades en el Vaticano informaron que en este segundo día de capilla ardiente (martes 3 de enero), la afluencia de visitantes es menor.  

La Santa Sede informó en un comunicado que la capilla ardiente abrió a las 7:00 de la mañana (hora local).

Entre los visitantes que se acercaron a la capilla ardiente para dar su último adiós a Joseph Ratzinger se pudo ver al primer ministro de Hungría, Viktor Orban, acompañado de su esposa.

Las puertas de la basílica permanecerán abiertas hasta las 7:00 de la noche, horario que se mantendrá hasta este miércoles, último día en que la capilla ardiente estará abierta al público.

El jueves a las 9:30 de la maña, Francisco, el sucesor de Benedicto XVI, presidirá el funeral en la plaza de San Pedro ante la presencia de fieles y delegaciones oficiales de Italia y del país natal de Ratzinger, Alemania. Otras autoridades podrán asistir a título personal.

El comunicado de la Santa Sede explica que no será un funeral de Estado al no tratarse de un pontífice «reinante», aunque contará con delegaciones oficiales de Italia y del país natal de Ratzinger, Alemania. Podrán asistir otras autoridades pero deberán hacerlo a título personal.

Doctor de la Iglesia

Según la agencia EFE, después de la muerte de Benedicto XVI se han registrado peticiones para que sea proclamado «Doctor de la Iglesia».

Este reconocimiento sólo lo tienen 36 personalidades de la Iglesia católica y necesita un largo procedimiento y una canonización, pero que el papa puede conceder por su propia iniciativa.

Para ello, es necesario cumplir con al menos cuatro requisitos: santidad declarada, ortodoxia en la fe, eminencia en la doctrina e influjo benéfico en las almas.

Con información de Vatican News y EFE