Empresarios pierden hasta 5 mil dólares al mes por falta de combustible

La crisis del combustible es un factor que no solo representa la desmovilización del sector transporte en Venezuela, sino también lo que implica en pérdidas económicas para las empresas que intentan seguir operando pese a las grandes dificultades en el país.

El Observatorio de la Productividad de Fedecámaras realizó un estudio sobre el impacto de la escases del diesel en la cadena de suministros. El resultado es lapidario. Solo el 10% de las empresas consultadas operan con relativa regularidad, mientras que el 90% reportó graves problemas para adquirir el carburante.  

De acuerdo con el informe divulgado por el gremio empresarial y comercial, 246 empresas formaron parte del universo total de la encuesta realizada en las regiones más pobladas del país.

El estudio reveló que hacen falta, al menos, más de 9 millones litros de combustible mensualmente para poder cubrir la demanda, lo que permitiría la distribución de productos terminados a la red del consumo final.

Las dificultades para la adquisición de combustible y la interrupción en la cadena de distribución generan pérdidas que oscilan entre los 2.000 y 5.000 dólares al mes para las empresas que se ven impedidas de llevar sus productos hasta el usuario o consumidor final.

Por otra parte, los empresarios develaron que no solo es la  pérdida de dinero, sino de materiales, cuyas pérdidas reales no se ha cuantificado, pero a juicio de los empresarios, éstas también son importantes.

La realidad constatada en el estudio sobre el tiempo de espera en las estaciones de servicio no es diferente a lo que se ha venido reportando en el sector del transporte público o de carga. Algunos conductores pasan hasta diez días para poder surtir sus unidades.

«El 50,86% de la flota automovilística de las empresas necesitan recargas semanales de combustible. El tiempo invertido para llenar gasoil o diésel por cada vehículo resulta bastante irregular pues, cada zona geográfica tiene un sistema de distribución de combustible diferente. En total, un 29,27% de los encuestados tarda entre 1 a 5 días en cola para abastecer gasoil/diésel y un 10.57% aseguró que le toma más de 10 días. Por otra parte, un 17,48% asegura que tarda entre 1-6 horas por cada vehículo y un 14,63% entre 6-12 horas», reseña el estudio.