Gobierno denuncia el “ingreso furtivo” de buque de guerra estadounidense frente a costas venezolanas

El buque de guerra norteamericano Uss Pinckney (DDG-91) ingresó a la “Zona contingua a una distancia de 16.1 millas náuticas de las costas venezolanas”, y así fue reportado tanto por Comando Sur  como por el ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Maduro, Jorge Arreaza.

El gobierno venezolano reaccionó a este ingreso con un comunicado oficial donde se refiere a este hecho como un “ingreso furtivo” y “inexpugnable acto de provocación que pretende menoscabar” la soberanía y la integridad territorial de Venezuela.

El gobierno venezolano también ha denunciado que tal acción constituye una acción violatoria del derecho marítimo internacional.

El gobierno de Venezuela se ha reservado la disposición de usar todos los medios que considere necesario ante este tipo de incursiones: “las instituciones de la República Bolivariana de Venezuela, y en especial la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), harán respetar la sagrada soberanía e integridad territorial de Venezuela a toda costa, conforme con las leyes internacionales contemplando todas las acciones que considere necesarias, sin caer en absurdas provocaciones que pretenden afectar la paz y tranquilidad de los venezolanos”, se leer en el texto difundido por el canciller Jorge Arreaza.

Comando Sur sobre el incidente

A través de su página web, el Comando Sur informó que efectivamente el buque de guerra USS Pincney (DDG-91) desafió el “reclamo marítimo” de Venezuela en aguas internacionales “durante una exitosa operación de libertad de navegación en el Mar Caribe.

Parte del texto, dice lo siguiente:

“Hoy, el destructor de misiles guiados clase Arleingh Burke de la Marina de los EE.UU, el USS Pinckney (DD 91) desafió el excesivo reclamo marítimo de Venezuela en agua internacionales durante una exitosa operación de libertad de navegación en el Mar Caribe.

La Marina de los EE.UU impugnó anteriormente el excesivo reclamo de Venezuela el 23 de junio, cuando el USS Nitze (DD 94) completó legal y pacíficamente una operación similar en aguas internacionales fuera del mar territorial de 12 millas náuticas de Venezuela.

El régimen ilegítimo de Maduro reclama incorrectamente controles excesivos sobre esas aguas internacionales, que se extienden tres millas más allá del mar territorial de 12 millas, una afirmación que es incompatible con el derecho internacional”.

Desde el Ministerio de la Defensa de Venezuela ha habido un pronunciamiento en el que se asegura que “Fuerza Armada Nacional Bolivariana hará respetar la sagrada soberanía e integridad territorial de Venezuela a toda costa conforme con las leyes internacionales, contemplando todas las acciones que considere necesarias, sin caer en absurdas provocaciones que pretenden afectar la paz y tranquilidad de los venezolanos y venezolanas, así como de los pueblos latinoamericanos y caribeños”.