Piden declarar territorio indígena de Canaima en estado de alarma

Foto: Archivo.

El presidente del Parlamento Amazónico y ex diputado de la Asamblea Nacional electa en 2015, Romel Guzamana, instó a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco, por sus siglas en inglés) a declarar el territorio indígena del parque nacional Canaima en estado de alarma.

Guzamana, en relación al anuncio de una visita a Venezuela por una Comisión de la Unesco, pidió que el Parque Nacional Canaima esté bajo la protección y observación internacional.

Asimismo, señaló que la Unesco debe exhorta al gobierno que expulse a los grupos guerrilleros de la FARC, ELN, Hezbollah y demás campamentos que “saquean el oro y siembran droga”; brindar seguridad, alimentos, medicina y educación a los pueblos indígenas pemones y establecer proyectos de descontaminación de los ríos donde se explotan el oro, diamante y coltán.

“Esta comisión debe ser recibida por todo el pueblo venezolano, ONG, organizaciones indígenas, pueblos originarios y cualquier venezolano afectado por la criminalidad en esa región”, apuntó el líder indígena de Amazonas durante una jornada de trabajo de dirigentes opositores de este 27 de julio.

Cerró su discurso mencionando que «la Asamblea Nacional del 2015 aprobó un informe en el que se establecen los parámetros donde hay derrames de petróleo, tala indiscriminada, saqueo del oro y los territorios ancestrales que fueron cedidos».

Precisamente, este martes 27 de julio este grupo aprobó el Acuerdo en respaldo a la resolución del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco sobre el Sitio de Patrimonio Mundial Parque Nacional Canaima.

El año pasado la entonces presidenta de la Comisión Permanente de Ambiente Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea, María Gabriela Hernández, fue quien presentó el documento que vela por la conservación de los valores Universales Excepcionales del Bien Patrimonio mundial y por aplicar toda medida de restauración necesaria.

Hernández exhortó la urgencia de la actuación en virtud de que se trata de un patrimonio en peligro y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) junto a la UNESCO a brindar protección a las organizaciones civiles y personas naturales que brindan información sobre los temas ambientales y de derechos humanos en Venezuela, muy especialmente al Programa Venezolano de Educación Acción (Provea), la ONG SOS Orinoco y World Heritage Watch (WHW).

La visita de la Unesco viene a constatar las denuncias que han recibido sobre  ecosistema y biodiversidad de los parques nacionales, especialmente el Arco Minero.