Una Palabra Oportuna No. 1251

Oración de la mañana. Miércoles 28 de julio de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Yulitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en camino de conversión

Señor Jesús, nos regalas una pequeña parábola. Siempre nos han dado la clave para entender el Evangelio. Es muy arriesgado vender todo sin antes haber encontrado el tesoro. Y encontrar el tesoro es encontrarte a ti y así, encontrar la ilusión, la alegría, el amor verdadero, las ganas de trabajar, de vivir, el sentido de la vida que te hace feliz y pleno.

No se puede comprender tu seguimiento, el llamado que nos haces como un peso, una obligación o un sacrificio. Quiero vivirlo con una “mística de ojos abiertos”, que me permite una mirada nueva. Sentir la fuerza de la atracción que cada día me enamora, un regalo, una seducción. Vivirlo con coraje y pasión, dispuesto a darlo todo, entregar, dejar lo más valioso e ir contigo donde me quieras llevar.

Esta mañana saboreando el café quiero agradecer estas parábolas que son auténticas perlas que me llevan a descubrir mis motivaciones más profundas a la hora de decirte que sí. Creo que soy sincero cuando a pesar de mis muchas limitaciones y pecados, he podido mantener a lo largo de mi ya larga vida, un amor apasionado a tu persona.

He sido muy feliz contigo y, cuando me he apartado de ti, me he sentido triste y solo. Gracias, porque he experimentado una bonita manera de decirte que sí: eres mi tesoro escondido, al hallarte le diste la paz a mi corazón que inquieto te buscaba.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén.  PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.