Una Palabra Oportuna No. 1452

Espiritualidad. Viernes 03 de diciembre de 2021.

Por Antonio Pérez Esclarín.

Adviento, tiempo de esperanza

Estamos ya en adviento, tiempo para fortalecer la esperanza. Ya se acerca navidad, ya está a punto de llegar Jesús, el libertador, la raíz y el  impulso de nuestra esperanza. No son tiempos de claudicación, de pesimismo de tristeza, ¡arriba los corazones! son tiempos de creer, esperar y comprometerse.

Jesús el libertador, el poeta de la misericordia y el perdón, el amigo de los pobres y desvalidos, enemigo de toda dominación, engaño y opresión, viene, sigue viniendo. Viene sencillo y humilde, sin lujos ni boato, pobre entre los pobres, con el único poder del amor. Viene con un mensaje de paz, viene a robustecer nuestra fe y  llenarnos de alegría, viene a mostrarnos que la verdadera grandeza está en lo sencillo, lo humilde, lo pequeño.

Viene a enseñarnos que toda palabra auténtica nace del silencio y que sólo es verdadera si es caricia, aliento, puente. Esperarlo de adviento y luego recibirlo en navidad, es hacer nuestro su proyecto de construir aquí una sociedad justa y fraternal.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.