Una Palabra Oportuna No. 2041

73

Oración de la mañana. Jueves 22 de septiembre de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza

Señor Jesús, vengo ante ti con los deseos que has puesto en mi corazón, de verte, de buscarte, de estar contigo. Te pido que estos deseos se cumplan, las inquietudes se calmen y los anhelos terminen en un encuentro contigo que transforme y comprometa la vida. Solo tú puedes saciar la sed, llenar el vacío, nadie más.

En nuestro café, nos damos un tiempo para estar contigo no por curiosidad sino por necesidad. “Queremos verte”: estas palabras, al igual que muchas otras en el Evangelio, van más allá del episodio particular, expresan universalidad; revelan un deseo que atraviesa épocas y culturas, presente siempre en el corazón de la humanidad. “Deseo verte”, así siente el corazón de la gente. Revelas tu identidad y nos indicas el camino para conocerte verdaderamente: la fe es un prerrequisito para ver.

Solo al aceptarte y seguir tus caminos podemos esperar verte claramente, amarte  profundamente y seguirte de cerca, día a día. Quiero verte desde mi indigencia, desde mi incapacidad  para llenar de sentido mi vida, que te pueda reconocer en los momentos de gracia que se me presentan en el camino. Abrirme  sin importar el aspecto con que te acerques a mí.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.