Una Palabra Oportuna No. 588

Oración de la mañana. Viernes 14 de agosto de 2020.

Por Edgar Magallanes, SJ.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Entro en la presencia de Dios Amor.

Te pido Señor: que yo quiera lo que quieres tú, que yo haga lo que haces tú y lo haga a tu modo.

Unos fariseos preguntan a Jesús si es lícito repudiar a su mujer por cualquier motivo. Jesús cita el Génesis para decirles que Dios ha unido al hombre y a la mujer y que serán una sola carne.

Reflexiono:

El ser humano no se tiene como propósito a sí mismo. Si un hombre y una mujer se unen tienen como propósito a su hijo. Así, quienes siguen a Jesús tienen como propósito la reconciliación del mundo, el amor y el servicio.

Me pregunto:

¿Soy capaz de salir de mi propio amor, querer e interés para seguir a Jesús?

¿Vivo descentrado amando y sirviendo o dando vueltas sobre mí mismo?

Le agradezco a Jesús el encuentro, le encomiendo el día y rezo por la salud del mundo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.