Embajadora argentina renuncia tras voto de su gobierno en la ONU

La embajadora de Argentina en Rusia, Alicia Castro, renunció al cargo que se le designó por no estar de acuerdo con la posición tomada por el gobierno de Alberto Fernández ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Castro, quien fue embajadora en Venezuela entre 2006 y 2011, rechazó la decisión de la delegación argentina de respaldar la Resolución del Grupo de Lima sobre Venezuela, que condena al gobierno venezolano por violaciones a los derechos humanos.

«Constituye un dramático giro en nuestra política exterior y no difiere en absoluto de lo que hubiera votado el gobierno de Macri. De hecho, el Grupo de Lima fue creado durante la restauración neoliberal por un grupo de gobiernos de extrema derecha, manifestó la diplomática en un extenso documento.

Castro acusó a la cancillería de su país de apoyar a los «derechistas» Jair Bolsonaro de Brasil, Sebastián Piñera de Chile, Lenin Moreno de Ecuador y Jeanine Añez de Bolívia, a la que calificó de golpista.

«Votó junto al grupo de países latinoamericanos que han seguido a pie juntillas las instrucciones de los Estados Unidos de demoler a Venezuela (…) y los habilitó como voceros de los Derechos Humanos», señaló.

Castro consideró que Argentina podía haber optado por otra alternativa, como la abstención, para evitar comprometerse con alguno de los dos bandos y recordó las posiciones de Reino Unido y Venezuela respecto a Las Malvinas.

«Votó al Reino Unido, cuando Venezuela ha sido aliada constante y ejemplar de la República Argentina en nuestra lucha por la soberanía en Malvinas».

Castro aclaró que seguirá formando parte del partido Frente de Todos y agradeció al gobierno argentino por la oportunidad de nombrarla embajadora.