En San Fernando intentan frenar la desnutrición infantil

Foto: Liliana Núñez

Debido al repunte de desnutrición infantil en el estado Apure, el centro de atención Casa Hogar San Fernando perteneciente a la Avec, actualmente está atendiendo  a 25 niños de escasos recursos con desnutrición moderada a grave.

Los niños viven en situación de pobreza extrema en la comunidad de El Arenal de la capital apureña.

Beatriz Boada, religiosa de la Congregación Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús, dijo que “la casa hogar tiene ya 64 años y comenzamos con niñas del campo pero desde hace 2 años hemos visto con preocupación niños con cuadros de desnutrición grave por falta de alimentación y no por problemas metabólicos”.

“Hemos dado abrigo a estos niños, ofreciéndoles alimentación y educación, ha sido un proceso fuerte tomando en cuenta que se nos han disminuido las ayudas debido a la situación país”, declaró.

Añadió Boada que “en un primer contacto, hicimos un estudio en el sector El Arenal y nos encontramos con que los niños no sabían leer ni escribir.

También mencionó el caso de la niña Valentina.

“Es una niña que presentó un grado de desnutrición severa. Cuando llegó tenía 5 años no caminaba, siempre la cargaban sus hermanitos, ella se paraba pero no lograba mantenerse en pie, solo gateaba. Hoy día la niña ya está en primer grado, corre, baila, y se asocia un poco más con las personas, era muy temerosa”.

La grave crisis alimentaria que golpea al país afecta de forma más dramática a la población infantil.

 Zuleima Amaro, directora del colegio Casa Hogar, nos cuenta cuáles son las condiciones en las que viven estos niños.

“Es una comunidad que tiene unas condiciones precarias. No posee servicios básicos como agua, luz, telefonía, los hogares son unifamiliares y muchas veces no tienen camas donde dormir ni cocina para poder cocinar”.

Amaro explica que un niño con problemas nutricionales es mucho más vulnerable a las enfermedades situación que compromete la integridad física de los pequeños.

Otros centros de atención infantil en Apure

En San Fernando también se encuentra el Centro de Recuperación Infantil Madre Teresa de Calcuta manejado por la Diócesis de San Fernando y por una comunidad cristiana llamada “Jesús es El Señor”.

Es un lugar donde un número de niños con casos de desnutrición moderada o grave reciben atención de forma gratuita para su recuperación.

Alejandra Barrios, directora de este centro, dijo que “se mantiene gracias a donaciones particulares y de empresarios”. Además de realizar gestión social.

Entre tanto, el Instituto Nacional de Nutrición mantiene invisibilizado el hambre al no ofrecer la data desde el año 2007. El más reciente Informe de Monitoreo, Alerta y Atención en Nutrición y Salud (Saman) que elaboró Cáritas —y que realiza desde el último trimestre del año pasado— revela que 60 % de 486 niños menores de 5 años de edad que pesó y midió tenía déficit nutricional.

También surgen manos amigas en el hospital Pablo Acosta Ortiz

Yusbelis Pérez, pediatra puericultor, jefa del servicio de la consulta externa del hospital Pablo Acosta Ortiz, informó que fue egresado el primer grupo de 25 niños que estuvieron ingresados en la consulta de niños desnutridos a través de los servicios que presta el centro de salud dado al alto índice de desnutrición infantil que existe en el estado Apure.

Acotó Pérez que Apure es el tercer estado con desnutrición infantil y pobreza crítica.

A su vez, recalcó la especialista que este centro pasa a formar parte de apoyo nutricional y que sería el cuarto servicio que brinda atención de desnutrición en niños que se encuentran en un estado crítico de salud, además de la labor que viene ejecutando Caritas, el centro nutricional madre Teresa de Calcuta, una sección de la Cruz Roja y ahora se suma este programa del hospital central de Apure.

Dato

Cáritas de Venezuela publicó un informe el pasado 19 de julio del 2019, donde, según los datos recabados, 4 estados del país están en alerta de emergencia por el empeoramiento de la situación nutricional en menores de 5 años que ha ido en aumento. En uno de estos cuatro estados se encuentra Zulia, la situación superó la línea de emergencia. En Apure la situación no es diferente.

Dijo además que “una nutrición óptima durante los primeros 3 años de vida son fundamentales para la formación del cerebro y el cuerpo de los niños, una escasez de nutrientes y proteínas puede causar secuelas severas durante toda la vida, problemas en el desarrollo físico, mental y motor, así como problemas cognitivos y de aprendizaje”.

Por Liliana Núñez Brito/radio Fe y Alegría Noticias