En solo un mes se perdieron 25 mil puestos de trabajo en Maracaibo

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

El cierre inesperado de las empresas por la pandemia acrecienta la crisis en la capital zuliana.

El presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, Ezio Angelini, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que durante el mes de julio se perdieron 25 mil puestos de trabajo en la capital zuliana por la cuarentena estricta decretada ante el aumento progresivo de casos de COVID-19 en la entidad.

Segun la encuesta realizada por la Cámara de Comercio, las ventas disminuyeron un 80% y además, el 45% de los empresarios afirmó que aumentaron los precios de sus productos “por la inflamación galopante”, razón por la cual cada vez se compra más caro.

Esto tomando en cuenta que ahora las empresas deben asumir otros gastos como el transporte para trasladar a sus empleados.

Por otra parte, al menos el 25% de las empresas en Maracaibo y San Francisco quebraron durante la cuarentena social.

Angelini explicó que la cifra de empresas afectadas por la pandemia fuera más alta si muchas de ellas no hubieran “atendido por la puerta de atrás”, que aunque no estuviera permitido, se vieron obligados para seguir manteniendo sus familias, pues la economía del país no permite aguantar meses con una cuarentena radical.

El Estado no responde

“Tenemos que aprender a convivir con el (Coronavirus), porque si no te mata la COVID-19 te mata la economía porque qué hacemos con toda esta cantidad de empresas cerradas y pequeños emprendedores”, advirtió.

De acuerdo con Angelini, el Estado no tiene capacidad de responder a los trabajadores del sector privado quienes ganan más del salario integral establecido, ademas que durante la cuarentena, “el gobierno no ha pagado ninguna nómina”.

“Nosotros no pagamos los 400 mil bolívares de salario mas los 800 mil bolívares por bono de alimentación; nosotros pagamos más y en ocasiones son bonos en moneda dura”, detalló.

El también empresario manifestó que desde hace cuatro meses la Cámara de Comercio ha emitido más de siete comunicados solicitando al gobierno regional la apertura del sector comercial de forma continua, manifestando su desacuerdo con el esquema 7+7 de flexibilización por la situación económica del país que no permite a los empresarios mantenerse con las puertas cerradas.