Estudios indican que Sinovac no ofrece protección contra la Ómicron

Foto: referencial web

Millones de personas en todo el mundo han recibido dos inyecciones de Sinovac, la vacuna fabricada en China que se usa en 48 países para ayudar a reducir las tasas de transmisión de la COVID-19.

Sin embargo, esas vacunas por sí solas no son de ayuda contra la variante Ómicron, según muestra un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale y la República Dominicana, reseña el diario la ABC.

Un análisis del suero sanguíneo de 101 personas de la República Dominicana mostró que la infección por Ómicron no produjo anticuerpos neutralizantes entre quienes recibieron el régimen estándar de dos inyecciones de la vacuna Sinovac. Resultados publicados en la revista Nature Medicine.

Los niveles de anticuerpos contra Ómicron aumentaron entre quienes también recibieron una inyección de refuerzo de la vacuna de ARNm fabricada por Pfizer-BioNTech.

Los investigadores al compararon muestras y encontraron que incluso aquellos que habían recibido dos inyecciones de Sinovac y un refuerzo tenían niveles de anticuerpos que eran aproximadamente los mismos que aquellos que habían recibido dos inyecciones de las vacunas de ARNm pero sin dosis de refuerzo.

Además, encontraron que las personas infectadas por cepas anteriores del virus SARS-Cov-2 tenían poca protección inmunológica contra Ómicron.

Variante problemática

Según lo recabado por la abc, es probable que los hallazgos compliquen los esfuerzos globales para combatir la cepa Ómicron.

Claramente se necesita una inyección de refuerzo adicional, y posiblemente dos, en áreas del mundo donde la inyección de Sinovac ha sido la principal fuente de vacunación, dijo Akiko Iwasaki, profesora de inmunobiología de Waldemar Von Zedtwitz y autora principal del artículo.

«Las inyecciones de refuerzo son claramente necesarias en esta población porque sabemos que incluso dos dosis de vacunas de ARNm no ofrecen suficiente protección contra la infección con ómicron», dijo Iwasaki.

Ómicron ha demostrado ser particularmente problemática para combatir porque posee 36 mutaciones en las proteínas de punta en su superficie, que el virus usa para ingresar a las células, dicen los investigadores.

En líneas generales, con ómicron la duración de la infección es más corta que con sus predecesoras. Según datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, dos tercios de los casos positivos ya no son infecciosos al quinto día.

Es por eso que varios países están revisando sus regulaciones sobre el período de aislamiento requerido para personas infectadas.

Fuente: abc, antena3