Europa prepara pasaportes digitales de vacunación para viajar en verano

Aún queda por determinar muchos elementos, entre ellos el punto de vista técnico y político. Imagen Referencial web

Los pasaportes servirán para facilitar la movilidad interrumpida por la pandemia. Era una reiterada petición de los países del sur, España incluida, urgidos por recuperar el turismo, que presionaban por conseguir un documento que facilitara la libre circulación.

¿Para que se podrán utilizar exactamente estos pasaportes?

La primera que anunció el acuerdo fue la canciller alemana, Angela Merkel. “Todo el mundo está de acuerdo en que necesitamos un certificado de vacunación digital”, dijo la canciller al terminar la videoconferencia de los 27 jefes de gobierno de la UE.

Una vez acordado el principio, la Comisión Europea tiene tres meses de tiempo para elaborar la base técnica para conseguir que un pasaporte digital que sea operativo y común a todos los países de la Unión Europa.

En principio, tendría que incluir tanto a los vacunados, a los que se hayan realizado una prueba PCR, y a los que sean inmunes por haber pasado la enfermedad y haber desarrollado anticuerpos.

Para tenerlo todo a punto para el verano, habrá que acelerar. “Los estados miembros tendrán que avanzar rápido con la aplicación si queremos tener este certificado para el verano. Más allá de acordar los principios y la tecnología, se debe asegurar un desarrollo rápido del sistema sanitario y del fronterizo”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Europa prepara pasaportes digitales de vacunación para el verano que servirán para facilitar la movilidad interrumpida por la pandemia. Era una repetida petición de los países del sur, España incluida, ansiosos por recuperar el turismo, que presionaban por conseguir un documento que facilitara la libre circulación.

Una vez acordado el principio, ahora la Comisión Europea tiene tres meses de tiempo para elaborar la base técnica para conseguir que un pasaporte digital de este tipo será operativo y común a todos los países de la Unión Europa.

En principio, tendría que incluir tanto a los vacunados, a los que se hayan realizado una prueba PCR, y a los que sean inmunes por haber pasado la enfermedad y haber desarrollado anticuerpos.

Para tenerlo todo a punto para el verano, habrá que acelerar. “Los estados miembros tendrán que avanzar rápido con la aplicación si queremos tener este certificado para el verano. Más allá de acordar los principios y la tecnología, se debe asegurar un desarrollo rápido del sistema sanitario y del fronterizo”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Queda pendiente por decidir qué uso
se dará a estos certificados una vez estén operativos

Otro elemento pendiente es que no se dispone aún de la confirmación científica de que una persona vacunada ya no transmite la covid. Sin embargo, Von der Leyen señaló que los datos recogidos en Israel, el país del mundo donde más porcentaje de población está vacunado, parecen indicar que las personas vacunadas no transmiten el virus.

Uno de los factores que ha añadido presión a los Veintisiete para tomar esta decisión ha sido el temor a no quedar suplantados por la iniciativa privada. Que no fueran Google y Apple, que ya tienen proyectos en marcha en este sentido, los que pusieran en marcha un pasaporte digital que acabara ganando terreno e imponiéndose. Para ello, mejor tomar la iniciativa para controlar el proceso.

Será en el consejo europeo de marzo, éste presencial, cuando se intentará consensuar la decisión política, establecer qué usos se le pueden dar al certificado de vacunación. Hay temores de que no sea un factor de discriminación, y también se quiere evitar que no se convierta en el único elemento que permita la movilidad.

Hasta ayer, las reticencias eran considerables en muchos países europeos, Francia especialmente, que señalaban el riesgo de discriminación como uno de los riesgos de poner en marcha estos pasaportes de vacunación.

Fuente: Agencias / La Vanguardia