Gobernadora se contradice sobre empresa expulsada del Delta

La gobernadora del estado Delta Amacuro se pronunció respecto al caso de la Empresa de Producción Socialista Integradora de Barinas.

Lizeta Hernández reveló que dicha compañía no tenía algún tipo de contrato firmado con el gobierno regional o nacional.

A pesar de haber afirmado que no hubo un contrato ni nacional ni regional, en su misma alocución afirmó, “es una empresa de producción que había sido contratada por el Ministerio de Agricultura y Tierras”.

En medio de sus confusas declaraciones desde Caracas, luego de afirmar que no existió contrato alguno, también dijo: “desde hace tres meses rompió relaciones completa con el ministerio”.

Luego, volvió a insistir: “no tuvo compromiso ni contrato firmado por el gobierno nacional o regional”.

Informó que el gobierno nacional y regional realizaron una inspección a la EPS Integradora Barinas mientras estaba activa en la entidad y ésta no llenó las expectativas. “Lo dije una vez y lo vuelvo a decir, no pasó el examen”, dijo.

Informó que próximamente se realizarán las gestiones para reactivar las instalaciones donde estaba ubicada la empresa expulsada.

Instó a los productores a arrimar sus productos y a reactivar la producción regional para surtir la demanda local.

La EPS Integradora Barinas era una empresa dedicada a la producción de arroz, yuca, leche y carne que a finales del 2019 fue expulsada de la entidad por “no pasar el examen”, según palabras textuales de la mandataria deltana Lizeta Hernández.