Más de 6 mil chamos se quedaron sin La Escuela en La Radio

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Con el nuevo robo que sufrió Radio Fe y Alegría de Ciudad Guayana 103.1 FM más de 6 mil estudiantes de las escuelas del Movimiento y públicas se quedaron sin poder seguir el programa educativo La Escuela en La Radio que transmite la Red Nacional de Radio Fe y Alegría de lunes a viernes.

Adriana Tovar, directora del Instituto Radiofónico de Fe y Alegría en el estado Bolívar, precisó que casi 400 participantes que cursan sus estudios de bachillerato llevan dos semanas sin la opción del nuevo programa Radio Tubers, con el cual mantenían la prosecución de sus actividades académicas y formativas durante la semana.

Este hecho, suscitado el fin de semana, el tercero en menos de un mes, priva del derecho a la educación a niños, jóvenes y adultos de esta región del Sur del país, tanto en zonas urbanas como en las rurales. La 103.1 FM sigue fuera del aire. El derecho a la información de más de 40 mil ciudadanos de Ciudad Guayana también quedó anulado con estos robos.

El problema se acentúa, explicó la también periodista, «por los problemas de señal de internet, porque los padres y madres no cuentan con equipos inteligentes para poder acompañar las tareas de los chamos. Para ellos era más accesible hacerlo a través de los programas educativos de la radio».

Tovar señaló que en la anterior oportunidad los chatarreros despedazaron parte del aire acondicionado que le proporcionaba ventilación al equipo de transmisión, «pero en esta ocasión le prendieron fuego a una de las ventanas de la caseta donde se encuentra el transmisor de la estación. Lo que no sabemos es si encendieron eso para terminar de llevar los restos del aire acondicionado o para terminar de llevarse los equipos que quedaban en ese espacio».

Tovar confirmó que las denuncias de estos robos ya fueron consignadas ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y la policía regional del estado Bolívar. Sin embargo, indicó que estos hechos de inseguridad no solo perjudican a la institución sino también a toda la comunidad de Puerto Ordaz y sus alrededores «porque además es un problema que se vive a diario. Hoy lo sufrimos nosotros, pero nuestro alerta va también sobre otros hechos anteriores en contra de otras instituciones y de muchos ciudadanos».

Se quejó de la falta de intención por parte de estos organismos para emprender alguna investigación al respecto «o la posibilidad de poder reforzar el patrullaje en esta zona (llamada Cambalache) donde está ubicado nuestro transmisor».

Vale acotar que al lado de estas instalaciones de Radio Fe y Alegría Ciudad Guayana funciona Radio Pentagrama, «una emisora hermana cuyos espacios también fueron vandalizados y suponemos que por las mismas personas. En su caso, les rompieron las paredes, les destrozaron las ventanas y eso también es un golpe duro para los bolsillos de todos».

Al final invitó a los ciudadanos, sin dejar de atender los siempre urgentes asuntos personales y familiares, «a juntarnos para hacer bulla, para demandar para que este tipo de situación no sigan ocurriendo porque se afecta es un medio de comunicación educativo e informativo. En este caso es una ventana menos que tienen los estudiantes a acceder a una programación que les aporta a ellos como estudiantes y a nosotros como sociedad; además de las comunidades que ya no cuentan con esa oportunidad de expresar, no solamente lo malo sino también lo bueno que pueda estar pasando en iniciativas comunitarias».

Desde finales del 2017, diferentes estaciones de Radio Fe y Alegría en Venezuela han sufrido robos y vandalismo que, en varias oportunidades, nos han dejado fuera del aire incluso hasta la fecha.

Solo en 2021 se han registrado ocho robos en nuestras emisoras de Maturín, El Tigre y Ciudad Guayana. A pesar de poner la denuncia ante las autoridades con competencia, los hechos se repiten atacando directamente los equipos de transmisión y sacándonos del aire.

Así también se apaga una radio.