El papa nos invita a buscar el bien y la justicia

32
Foto: Archivo web

El sacerdote jesuita Jesús Orbegozo, actual coordinador del Modelo Educativo de Fe y Alegría Venezuela, recordó que en este nuevo año que recién comenzó, el Papa invita y exhorta “a estar vigilantes buscando el bien, la justicia y la verdad. Y nos señala que aunque los acontecimientos de nuestra existencia parezcan tan trágicos y nos sintamos empujados al túnel oscuro y difícil de la injusticia y el sufrimiento, estamos llamados a mantener el corazón abierto a la esperanza, confiando en Dios que se hace presente, nos acompaña con ternura, nos sostiene en la fatiga y, sobre todo, guía nuestro camino:

A. La COVID-19 nos unió en medio de la noche. Y provocó un malestar generalizado que caló en los corazones de muchas personas y familias… Parece haber sacudido incluso las zonas más pacíficas de nuestro mundo, haciendo aflorar innumerables carencias.

Transcurridos tres años, ha llegado el momento de tomarnos un tiempo para cuestionarnos, aprender, y dejarnos transformar… Un tiempo privilegiado para prepararnos al Día del Señor.

Podemos decir que la mayor lección que nos deja en herencia la COVID-19 es la conciencia de que todos nos necesitamos, de que nuestro mayor tesoro, aunque también la más frágil, es la fraternidad humana, fundada en nuestra filiación divina común, y de que nadie puede salvarse solo.

Hemos logrado hacer descubrimientos positivos: retorno a la humildad, reducción de ciertas pretensiones consumistas, un renovado sentido de la solidaridad… Y en algunos casos, un compromiso verdaderamente heroico, de tantas personas que no escatimaron esfuerzos para que todos pudieran superar mejor el drama de la emergencia.

De esta experiencia ha surgido una conciencia más fuerte que invita a todos, a volver a poner la palabra
“juntos” en el centro…. Solo la Paz qué nace del amor fraterno y desinteresado puede ayudarnos a superar las crisis, sociales y mundiales.

B. Al mismo tiempo,…. Un nuevo y terrible desastre se abatió sobre la humanidad…. La guerra en Ucrania se cobra víctimas inocentes y propaga la inseguridad.


Esta guerra, junto con los demás conflictos en todo el planeta, representa una derrota para la humanidad en su conjunto y no solo para las partes directamente implicadas. Aunque se ha encontrado una vacuna contra la COVID-19 aún no se han hallado soluciones eficaces para poner fin a la guerra… El virus de la guerra es más difícil de vencer que los que afectan el organismo, porque no procede del exterior sino del interior del corazón humano corrompido por el pecado.

C. ¿Qué se nos pide que hagamos? En primer lugar dejarnos cambiar el corazón,…. Permitir que Dios transforme nuestros criterios habituales de interpretación del mundo y de la realidad a través de este momento histórico….. Es hora de que todos nos comprometamos con la sanación de nuestra sociedad y nuestro planeta, creando las bases para un mundo más justo y pacífico, que se involucre con seriedad en la búsqueda de un bien que sea común.

Para lograr esto… Estamos llamados a afrontar los retos de nuestro mundo con responsabilidad y compasión. Debemos de garantizar la sanidad pública para todos, promover acciones de paz para poner fin a los conflictos y guerras que siguen generando víctimas y pobreza, cuidar de forma conjunta nuestra casa común y aplicar medidas claras y eficientes para hacer frente al cambio climático, luchar contra el virus de la desigualdad y garantizar la alimentación y un trabajo digno para todos….. El escándalo de los pueblos hambrientos nos duele. Hemos de desarrollar, con políticas adecuadas, la acogida y la integración de migrantes y de todos los que viven como descartados en nuestras sociedades….

… Deseo un feliz año, en el que puedan construir, día a día como artesanos, la Paz. Que María Inmaculada, Madre de Jesús y Reina de la Paz, interceda por nosotros y por el mundo entero.

Me uno a Francisco y les deseo un muy feliz Año Nuevo”

Por: Jesús Orbegozo s.j.