Petroleras Total y Equinor se van de Venezuela

Las empresas petroleras Total Energies SE y Equinor ASA vendieron sus acciones que los vinculaban con la empresa mixta Petrocedeño, filial de la estatal petrolera Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

Ambas empresas sumaban el 40% de las acciones dentro de la constitución de Petrocedeño: el 30% era de Total Energies y un 10% de las acciones pertenecía a Equinor.

Tota Energies de Francia y Equinor ASA de capital noruego, ponen fin a su presencia en Venezuela y cierran todas su operaciones relacionadas a la producción de crudo.

La transacción significó una pérdida de capital de 1.380 millones de dólares, según la agencia de noticias Bloomberg.

De esta manera, ambas empresas que habían sido aliadas de Petróleos de Venezuela desde la década de los 90, se retiran del mercado venezolano, y se suman a las empresas de capital extranjero que se han ido o se han visto obligados a negociar con el Ejecutivo Nacional.

Luego de esta decisión, PDVSA obtiene el control absoluto de Petrocedeño, lo que implica que las operaciones y explotación de crudo dentro de los límites de la Faja Petrolífera del Orinoco corresponderán en un 100% al Estado venezolano.

Sumado a la producción de crudo, permitirá a Venezuela procesar el petróleo pesado en un producto refinado con fines de exportación.

Sobre este asunto opinó, Francisco Monaldi, director del Programa Latinoamericano de Energía, aseguró que el proyecto que mantenía ambas empresas con PDVSA, era posiblemente el proyecto de inversión privada más grande de Venezuela.

Según Monaldi, en la década de los 90, se «requirieron inversiones iniciales de más de $4,2 mil millones hace dos décadas. Hoy se requerirían mas de $9 mil millones para construir un proyecto similar»

El proyecto tenia capacidad de procesar 200 mil bp de crudo extrapesado de 7-9 API, transformadolo en crudo sintentico liviano de 32 API.

Monaldi también indicó que el proyecto que vinculaba a PDVSA como socio mayoritario, con Total Energies SE y Equinor ASA estaba paralizado pero pudo haber sido reactivado «con un cambio político y levantamiento de las sanciones».

Por su parte, PDVSA informó que su filial Corporación Venezolana de Petróleo (CVP), «asume el 100% de la participación de la empresa Petrocedeño» como consecuencia de una negociación «exitosa».

De acuerdo con el documento difundido por la estatal petrolera, el complejo petrolero estaba efectivamente paralizado, tal como lo aseguró Francisco Monaldi, director del Programa Latinoamericano de Energía.

Además informó que «se inició un proceso de reactivación de la actividad petrolera en la Faja Petrolífera del Orinoco, que incluye como estrategia fundamental, la recuperación de todas las unidades del Mejorador de Petrocedeño».