¿Qué importante es para la sociedad venezolana el nuevo informe de Bachelet?

49
Michelle Bachelet, alta comisionada para los derechos huamanos
Michelle Bachelet. Foto: Archivo.

La directora del Centro para los Defensores y la Justicia Marianna Romero recalcó que el nuevo informe de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos es esencial para evidenciar el avance para la rendición de cuentas.

“Cada uno de esos informes o hallazgos son importantes porque son un granito más de arena que contribuye al alcance de justicia y posterior rendición de cuentas de los responsables de estas violaciones”, puntualizó a través de Radio Fe y Alegría Noticias.

Romero dijo que algunas personas piensan: ¿otro informe, pero que se puede hacer más allá de eso?; cuando bien los informes de la ONU son un logro para la sociedad civil y las propias víctimas, “quienes a pesar de las violaciones y represión siguen denunciando y exigiendo la protección de sus derechos humanos en el mundo”.

También dijo que es un logro que organismos internacionales contrasten la postura que quiere dar Venezuela de ser un Estado de derecho y evidencien que el país sigue enfrentando una crisis de derechos humanos; pues, “el espacio cívico y democrático sigue siendo cercenado, la libertad de expresión y la libertad de asociación y el trabajo de las personas defensoras sigue siendo penado”.

Informó, además, que en septiembre se presentará a la comunidad internacional un nuevo informe sobre Venezuela donde se darán a conocer los patrones represivos encontrados de graves violaciones de derechos humanos por parte de la ONU; al igual que se evidenciará cómo el sistema de justicia ha tenido un protagonismo en la represión.

Ejecuciones extrajudiciales y la “disolución del FAES”

En un informe pasado, Bachelet aseguró que las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) había sido disueltas en Venezuela. Sin embargo, distintas organizaciones de la sociedad civil, y la propia Marianna Romero, han denunciado que “ya no lleva ese nombre”, pero sigue existiendo. Por lo tanto, “el problema estructural no ha sido abordado”.

“Este fenómeno de ejecuciones extrajudiciales sigue siendo denunciado. Provea ha dicho que, si bien el número de ejecuciones ha disminuido, sigue siendo igualmente grave y preocupante que esta violación de derechos humanos siga ocurriendo”, indicó.

“Eso es una evidencia más de que Venezuela no está cumpliendo con sus compromisos y que siguen existiendo problemas estructurales en materia de justicia, protección al derecho a la vida, protección a las libertades fundamentales”, añadió la activista.