Tragedia en Tovar dejó necesidad, desolación y pesar

Tovar - Mérida
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

A casi un mes de la vaguada ocurrida en el Valle del Mocoties, se desencadenó drásticamente un cambio en la vida de los habitantes del municipio Tovar del estado Mérida.

La tragedia del 23 de agosto dejó al menos 20 fallecidos, personas desaparecidas, tapiadas y damnificadas, además de viviendas tapiadas con piedras y lodos; otras quedaron anegadas trayendo pérdidas de enseres, así como también hubo vehículos tapiados con barro, piedras y arrastrados por las inundaciones causadas por el desborde del río Mocoties.

Las lluvias no sólo afectaron al Valle del Mocoties sino también parte de los Pueblos del Sur, igualmente a la población de Ejido, municipio Campo Elías; La Azulita, municipio Andrés Bello, Santa Cruz de Mora del municipio Antonio Pinto Salinas; Zea, municipio Zea; y otras zonas del estado Mérida.

Sobrevivientes relatan lo que sucedió

Pedro Bustamante, vecino del sector Monseñor Moreno de Tovar, relató a Radio Fe y Alegría Noticias que llamó a unos vecinos cercanos para que salieran de su vivienda y salvaguardaran sus vidas, pero hicieron caso omiso.

“Yo llamé a dos vecinas pero una no me hizo caso y esas se ahogaron; a dos las mataron las paredes. Julia sí me hizo caso, ahora me agradece: yo le dije a ella salgámonos de aquí, porque esto puede traer una avalancha muy grande, nos bajamos donde la mamá de esta muchacha y cuando estábamos aquí se vino de un solo tiro. Eso no dio lugar de nada”, narró Bustamante.

Tovar - Mérida
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Yosnaida Márquez, quien habita en la carrera 12 de Tova, es madre de un niño dibujante que presenta un problema de salud en un riñón y que sobrevivió a la tragedia. El 17 de septiembre el muchacho cumplió un año más de vida y hoy cuenta lo que sucedió ese día, manifestando que de su hogar se salvó una capilla y parte de la vivienda; ellos lograron salvar algunas cosas, pero lo más importante es que viven para contarlo.

“Empezó a llover fuertemente y empezó a subir el agua y nos refugiamos en la platabanda de mi casa. Esto es uno de los lugares que quedó a salvo. Esa noche nos rescataron como a las 10:30 de la noche, cuando unos vecinos por el frente lanzaron una cuerda en la platabanda y nos sacaron hasta la otra calle. Esperamos hasta que amaneciera para poder ver todo lo que había pasado porque en la noche sin luz no sabíamos lo que estaba pasando. Bendito Dios estamos vivos y agradeciéndole”, mencionó Márquez. 

Tovar - Mérida
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Josefina Molina, habitante de la población de Carrizal en el municipio Tovar, se encontraba en la vivienda de su madre y desde allí comenzó a escuchar un sonido fuerte, “que se iba a tragar la casa y mi hermana y la hija mía salieron para la casa de mi hermano, y yo me fui para una esquina de la vivienda para ver de dónde provenía ese sonido. Y cuando bajo a buscar a los niños veo esa quebrada que venía de lado a lado con una altura inmensa”, contó Molina.

Continúa la emergencia en Tovar

A un mes de la tragedia en Tovar, la situación sigue compleja para quienes perdieron todo y la emergencia y necesidades aún siguen latente para las familias damnificadas, quienes solo dependen de las ayudas que reciben para alimentarse, hidratarse, vestirse, entre otras necesidades. 

El caso de Pedro Bustamante, vecino del sector Monseñor Moreno, tiene 20 años viviendo en la zona de Tovar y hoy su vivienda tiene afectación total.

“Ahorita necesitamos vivienda, a ver que se resuelve, pero está como feo. Eso es puras promesas y más nada; comidita si nos han traído pero eso se acaba y quisiéramos una casita. Esos refugios son para personas jóvenes, yo por ejemplo no quería irme para allá y un hermano me va a ceder un terreno”, clamó Bustamante, quien dijo que sólo se encuentra anotado en un cuaderno a la espera de una vivienda digna.  

Tovar - Mérida
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Yosnaida Márquez, habitante de la carrera 12 de Tovar, precisó, que están luchando por la luz. “Estamos esperando respuestas porque la casa por dentro quedó bien, pero no sé si podremos habitarla. Los niños quedaron sin ropa, gracias a Dios nos han colaborado, nos han ayudado con mercados y que no nos olviden que nos sigan ayudando con alimentos porque todos fuimos afectados”, apuntó Márquez, quien también dijo que su hijo Aron Gabriel de 12 años de edad comenzaría a cursar primer año en Fe y Alegría, pero quedó sin nada para iniciar clases.

Habilitan refugio “Félix Román Duque” familias afectadas

Oliver Contreras, coordinador del refugio principal “Félix Román Duque” del municipio Tovar del estado Mérida, precisó a Radio Fe y Alegría Noticias que del 14 al 17 de septiembre albergan a 28 familias.

Mencionó que el albergue cuenta con varios salones que se encuentran divididos por tres cubículos, cada una con 3 y 4 literas respectivamente. El lugar posee dos duchas para damas y caballeros, mientras que las carpas se encuentra constituidas por cortinas y divisiones correspondientes, además posee bancos de madera, área de comedor para 500 comensales diarios, donde incluye desayuno, almuerzo y cena.

Igualmente cuentan con un área para las personas de la tercera edad y con discapacidad, sitio de farmacia y consultorios médicos, además de que brindarán talleres de manualidades, costura, artesanía y carpintería.  

“Esto ha implicado una revisión de cada una de las familias, lo que es la parte de desinfección y corroborar que aquellas personas tengan la primera o la segunda dosis del COVID-19. Una vez que eso ocurrió fueron ingresados a las habitaciones disponibles. Entendemos que las mascotas son parte de nuestra familia pero no permitimos ingresos de mascotas por cuestiones de salud; las familias tuvieron que darlos en adopción y otros a los familiares”, mencionó Contreras.

Precisó que organizaciones internacionales han brindado ayuda para atender a las familias adecuadamente y que además se encuentran divididos en 12 comisiones de trabajo un equipo de 43 personas.

“Tenemos el área de almacén que es el encargado de la recepción de los insumos para la distribución de cada familia, tenemos el área de seguridad interna, gestión de riesgo, tenemos bomberos y un personal de imparque, operación y mantenimiento para velar porque el lugar se mantenga limpio; tenemos la comisión de sala situacional, la comisión de transporte para nuestra movilización y las normas de convivencia”, aseguró Contreras.

Familias afectadas reciben ayuda

Ante la tragedia natural el gobierno regional, las instituciones, comercios, fundaciones, club de motorizados, ONG, Cáritas Mérida y las organizaciones internacionales como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), han ofrecido ayuda humanitaria a las familias.

Entre las ayudas recibidas por parte de estas organizaciones e instituciones se encuentran alimentos, agua potable, medicina, víveres, verduras, filtros de agua, colchones, kits de higiene, ropa, pares de zapatos, kit de equipos de bioseguridad, bultos de pañales desechables y bolsas de basura.

Igualmente los niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas y en proceso de lactancia, han contado con jornadas médico asistenciales por parte de Cáritas Mérida y otras dependencias del estado.

Asimismo, de acuerdo al anuncio por parte del Presbítero Carlos Zambrano, director de Cáritas Mérida, desde el pasado 11 de septiembre se inició la segunda fase de ayuda humanitaria para que a través de un censo se ubicaran las personas y familias damnificadas por las lluvias para abordar los casos más vulnerables y ser atendidos en la medida de lo posible en los programas de ayuda humanitaria.

De igual modo, harán acompañamiento espiritual, psicológico y jornadas médicas, reforzaran los programas de nutrición, acceso al agua potable, entregaran kit escolar a los niños, niñas y adolescentes, entre otras ayudas.

Restablecen servicio de energía eléctrica  

Tras el deslave ocurrido en la población del Valle del Mocoties, la subestación eléctrica de Tovar había quedado tapiada en un 70%, donde cantidad de escombros, piedras y lodo, afectaron la subestación dejando por varios días a los pobladores de Tovar sin energía eléctrica.

Sin embargo un equipo de Corpoelec trabajo en el lugar para recuperar el servicio del sistema eléctrico en el Valle del Mocoties donde el protector del estado Mérida Jehyson Guzmán señaló a través de su cuenta en Twitter que la energía eléctrica fue recuperado en su totalidad, en tal sentido los pobladores mencionaron que es “inestable” en algunas zonas de Tovar.   

Instalan planta potabilizadora de agua

A mediados del mes de septiembre fue instalada una Planta Potabilizadora en el municipio Tovar con el objetivo de atender a las familias afectadas de las localidades como El llano, San Francisco, Tovar, Zea y Bailadores.

La información la dio a conocer el vicepresidente de la Hidrológica de Venezuela (Hidroven) Alexis Pabón, quien mencionó que gracias al convenio entre el Ministerio de las Aguas y la Unicef lograron localizar dos Plantas Potabilizadoras, a fin de subsanar el servicio de agua potable a la población suministrando 100 mil litros de agua potable diariamente.  

Llegan cisternas y persisten las aguas negras

Lugareños precisaron que en algunas comunidades aun no cuentan con el servicio de agua potable por tuberías, sin embargo manifestaron que han llegado cisternas de aguas de Mérida y han podido abastecerse de este vital líquido.

Pero las aguas negras siguen siendo un dolor de cabeza para los habitantes de Tovar debido a que las cloacas se encuentran tapadas en algunos sectores desbordándose por el asfalto, mientras que el servicio de gas doméstico según sus habitantes fue atendido con prioridad en la medida de lo posible en medio de la tragedia.

Despeje de vías afectadas

Las autoridades regionales, nacionales y empresas privadas dispusieron de maquinaria pesada para llevar a cabo las limpiezas y el despeje de las vías afectadas del Valle del Mocoties, principal acceso para los municipios Antonio Pinto Salinas, Tovar, Rivas Dávila, Zea y Guaraque.

Cabe señalar que una tragedia parecida ocurrió en el mes de febrero del año 2005 en la población de Tovar y que hoy en día existen familias damnificadas desde entonces que no cuentan con un hogar digno; los afectados temen que a futuro se vuelva a repetir este desastre natural.