Una Palabra Oportuna No. 363

Oración de la noche. Jueves 18 de junio de 2020.

Por Hna. Silvia Blanco.

Reserva este momento para orar. Inicia respirando profundo. Pon nombre a cómo te sientes en este momento: ¿cansado, vulnerable, animado?

Escucha la voz de Dios que nos habla en el siguiente Salmo: “Tú, no quieres sacrificio ni ofrenda… por eso yo digo, ¡aquí estoy!”.

Deja que las palabras de este Salmo empapen tu corazón como la lluvia fina que todo lo penetra. Fíjate en el cariño y amor tan grande que transmite el salmista con estas palabras: él conoce internamente a Dios; solo le  pide que abra el oído para plantar sus palabras en su corazón y por eso a él le nace decir “¡aquí estoy!”

 Y a mí, ¿qué me nace decirle a Dios cuando rezo?

Hoy no te preguntes qué puede hace Dios por ti, sino qué es lo que tú puedes hacer por Dios, porque ¡Amor con amor se paga!

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.