Una Palabra Oportuna No. 567

Oración de la noche. Martes 18 de agosto de 2020

Por Hna. Silvia Blanco.

Al final de esta jornada, reserva este momento para orar. Inicia respirando profundo.

Pon nombre a cómo te sientes en este momento: ¿enfermo, afortunado, triste, contenta…?

Escucha a Jesús en el Evangelio: “Si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, mi Padre se lo dará”.

Deja que estas palabras de Jesús reposen en tu corazón. Jesús nos invita a conocernos necesitados, sí, pero sobre todo a reconocer que tenemos un Padre bueno a quien le importamos y que provee por nosotros.

Conversa con una persona que viva contigo y descubre qué es aquello que necesita: ofrécete a orar por ella y con ella.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.