En 95% ha disminuido la actividad agrícola en el país

“Para que la gente se quede en su casa tranquila debe tener garantizado el suministro de alimentos”, así plantea el ingeniero agrónomo Werner Gutiérrez otro de los retos del gobierno venezolano en medio de la llegada del COVID- 19 al país.

El ex decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia afirmó que los productores de la región no han tenido acceso a salvoconductos para surtir combustible.

“Hubo un primer intento de algunos acuerdos con algunos alcaldes, pero básicamente podemos asegurar en estos momentos que el 90% de los productores no está recibiendo gasolina… las pocas labores que se están haciendo con camiones de gasoil aplicando planes de contingencia”.

Gutiérrez enfatizó que una de las garantías para que la gente cumpla la cuarentena social es la seguridad de tener alimentos.

“Eso es lo que en este momento está muy comprometido en Venezuela, básicamente  por la escasez de gasolina y gasoil y la dificultad de la movilización, tanto para los productores hacia sus unidades de producción, las labores de las unidades de producción y el traslado de los productos desde los centros de producción hasta los centros de consumo”.

El experto señaló que Venezuela está en un momento crucial para los trabajadores del campo, porque estamos en temporada de cosecha de lo que se sembró en el ciclo norte verano, y en los preparativos para el ciclo de invierno “y resulta que los productores están imposibilitados, en más de un 95% ha disminuido la actividad agrícola y eso obviamente compromete la producción”.

El ingeniero agrónomo dijo que el Estado tiene en sus manos la posibilidad de garantizar el derecho a la alimentación de la ciudadanía en el marco de la pandemia.

“El llamado es al Gobierno porque lo poco que hay en los campos en estos momentos, por lo menos en Portuguesa hay frijol, arroz y ajonjolí, sirve para paliar la necesidad del venezolano. En Guárico tenemos arroz, melón, tomate, patilla y cebolla sembrada que también es necesario para el consumo”.

Manifestó que es necesario priorizar tanto al sector salud para atender la llegada del COVID- 19 al país, como al sector alimentación para evitar desabastecimiento y crisis en los hogares venezolanos.