Superior de los jesuitas en Cuba obligado a dejar el país

142
P. David Pantaleón, sj
Cortesía

El Padre jesuita David Pantaleón, de nacionalidad dominicana, se vio obligado a abandonar la isla de Cuba en virtud de que el gobierno Manuel Díaz-Canel no le permitió renovar el permiso de residente para ciudadanos extranjeros.

Según fuentes vinculadas a la orden religiosa Compañía de Jesús, de la cual era superior en Cuba, a Pantaleón se le negó la tramitación del documento luego de que el gobierno le solicitara a las autoridades eclesiásticas de Cuba que controlaran los comentarios políticos críticos de algunos jesuitas en la isla y de que el sacerdote no accediera.

Pantaleón también fungía también como presidente de la Conferencia Cubana de Religiosos (CONCUR). Sin embargo, ni esta instancia ni la jerarquía de la Conferencia Episcopal Cubana se han pronunciado al respecto.

Desde las fuertes y masivas protestas de miles de ciudadanos en 2020 contra las políticas restrictivas contra los derechos humanos, libertades y las deficiencias de servicios públicos, donde cientos de detenidos de manera arbitraria, Pantaleón y sus compañeros religiosos no solo cuestionaron este accionar sino que además se solidarizaron y brindaron refugio a los familiares de los enjuiciados.

En esa oportunidad, el sacerdote jesuita Danny Roque, responsable de la Misión Social de la Compañía de Jesús en Cuba, declaró en exclusiva para Radio Fe y Alegría Noticias,  y hablaba con el periodista Rogelio Suárez sobre la situación que se vivió en estos días en el país

Roque describió que “lo que pasó el domingo (11 de julio) fue que, de manera inusual en nuestro país, en alrededor de 20 pueblos y ciudades surgieron protestas antigubernamentales (…) Pedían varias cosas, los gritos principales se enfocaban en libertad, abajo la dictadura”, expresó.

Según él, también pedían la renuncia del Primer Secretario del Partido Comunista y presidente del país, además de las reformas económicas y sanitarias.

Ya estaba avisado

Según el portal Infobae, a principios de este año las autoridades le habían comunicado a Pantaleón que no se le iba a renovar el permiso de residencia, de carácter anual y con validez para el año natural. Los posteriores intentos del superior de los Jesuitas para que se tramitara el permiso fueron en vano. Pantaleón salió entonces temporalmente de Cuba, para regresar poco después con un visado de tres meses que venció este septiembre.