Abuelos en Maturín necesitan 150 dólares para comida y medicinas

Foto: cortesía.

Tras trabajar toda una vida para tener una vejez digna los adultos mayores cuentan lo difícil que es poder cumplir con la compra de medicamentos y alimentación con lo que reciben de pensión.

Servando Rangel es uno de los muchos adultos mayores que lamenta que, tras dedicar su vida a la administración pública, no pueda devengar un salario con el que pueda hacer frente a lo más mínimo, comprar alimentos, medicinas o pagar una consulta.

“El sueldo mínimo no alcanza para nada. Tampoco tenemos calidad de vida como debe tener un jubilado. Ya a la edad de uno no le dan trabajos. Ahorita uno depende de que un hijo salve a uno con un alimento”, relató a Radio Fe y Alegría Noticias.

En medio de su situación económica, señaló que para medio comprar lo mínimo de alimentos deberían recibir una remuneración en divisas de las pensiones.

“Sin caernos a mentiras, lo mínimo que uno debe tener en el bolsillo para hacer una media comprita de lo básico son 150 dólares, porque la cesta básica ya está en más de 300 dólares. Es triste”, lamentó Rangel.

Al ser consultado sobre los medicamentos que requiere tomar para controlar su presión arterial, comentó que “es duros poder comprarlos. Uno tiene que tomar agua de ramitas. El medicamento más barato son 10 dólares y esto ha sido duro uno”.

Lamentó “ya no tengo calidad de vida y no porque uno no trabajó. Yo he trabajado toda la vida”.