Colapsada área de COVID-19 del Magallanes de Catia

Archivo/Foto: El Nacional

El área de atención para pacientes con COVID-19 del hospital José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia, Caracas, presenta serios inconvenientes para continuar recibiendo a más personas.

El delegado sindical de clínicas y hospitales de Caracas Daniel Hernández, quien además trabaja en este centro de salud, declaró este martes a Radio Fe y Alegría Noticias que en la actualidad «van quedando muy pocas camas para la población, aquí están llegando de todos lados y eso no es posible».

Hernández, aunque no dio números, describió que el área especial de atención para pacientes con COVID-19 «es pequeña, no hay personal suficiente, no hay suficiente ventilación».

Le hizo un llamado al Director General de Salud y al Director de Salud de la Región Capital, Mario Laya y Armando Marín, respectivamente, para que se abran más áreas para esta enfermedad en el hospital «o expandir más el área del COVID».

También aseguró que el personal de salud del hospital siempre intenta preservar el principio de la calidad por encima de la cantidad «y por eso no podemos aceptar que traigan a más personas porque no las vamos a poder atender bien».

Igualmente confirmó que desde hace tiempo el centro hospitalario, ubicado en la parroquia Sucre de Caracas, no recibe suficiente presupuesto para cubrir todos los servicios y necesidades que demanda, mucho más en estas circunstancias.

Vale recordar que en el mes de julio de 2020 el Ministerio de Salud decidió que el hospital se convirtiera en un otro centro centinela para pacientes con Coronavirus.

En ese momento se rehabilitaron dos áreas. El ambiente destinado a los servicios de infectología, en el piso 9, fue uno de los reformados. El otro espacio reestructurado fue la utilización de la planta baja donde estaban ubicados los archivos como sala de emergencia de adultos.

Y este área de emergencia fue modificado para pacientes con COVID-19.

En esa oportunidad Hernández se opuso a las reformas porque consideraba que no era idóneo hospitalizar a personas «en medio de papeles y carpetas».