Descontento en Apure por designación de Piñate como candidato del PSUV

Cortesía

Eduardo Piñate, actual Ministro de Educación, es el nuevo candidato del PSUV para la gobernación de Apure. El anuncio lo hicieron oficial tanto el diputado Diosdado Cabello como el presidente Nicolás Maduro este sábado 14 de agosto.

De este manera la dirección nacional del partido rojo despejaba la incertidumbre que reinaba en la entidad después de una semana de haberse celebrado las primarias cuando salía como ganador Pedro Leal, alcalde del municipio Pedro Camejo, con el 52.71 por ciento por encima del 46.31 por ciento del actual mandatario regional Ramón Carrizales.

Pero a Leal le faltó cumplir el segundo criterio para ser el abanderado oficial establecido en el reglamento interno de las primarias: aventajar por más de 10 puntos a su contrincante más cercano.

Sin embargo, la noticia no ha caído bien ni en los seguidores de Leal ni en la otra parte de las bases del chavismo apureño. Alguno, como el ex concejal Julio Agelvis, en El Nula, municipio Páez, y la señora María Rodríguez, de una UBCH de San Fernando, dicen sentirse burlados al no respetarse la decisión de la mayoría. Apuntan que no la acatarán y por tanto se retiran del proceso.

Otros cuestionan también que “para qué nos convocan, primero a unas postulaciones por la UBCH, y después a unas primarias para luego nombrar a una persona que ni siquiera compitió en esas elecciones internas”.

Por su parte, Leal escribió en su estado de WhatsApp que aceptaba disciplinadamente la decisión de las autoridades nacionales y agradecía la participación mayoritaria de sus seguidores.

Eduardo Piñate es miembro de una reconocida familia de educadores en todo el estado Apure. Fue electo constituyente en el proceso de 2017 por el circuito de San Fernando junto al conocido Orlando Zambrano. Meses después fue nombrado por el presidente como ministro del trabajo. A raíz de la muerte del ministro Aristóbulo Istúriz se encargó de la cartera de Educación.

Por lo pronto, desconoce cuál es el candidato de la oposición con quien se medirá el próximo 21 de noviembre, si es que la coalición opositora se decide por un único aspirante.

Dirigentes regionales del PSUV aseguran que uno de los primeros retos de Piñate es reconstruir el partido que luego de este proceso interno ha quedado severamente dividido.