Maturineses tratan de “resolver” sus tratamientos con la medicina natural

34
Foto: cortesía.

Ante los altos costos de los medicamentos para tratar la hipertensión, varices y otras complicaciones de salud, maturineses se ven forzados a recurrir a la medicina natural alternativa.

El ajo, la salvia y la chinchamochina son algunas de las “soluciones” a las que los ciudadanos acuden debido a que con un sueldo de 800 mil bolívares, no les alcanza para comprar, por ejemplo, el antihipertensivo Losartán, que ronda los dos millones de bolívares.


Damarys Ceballos trabajó 16 años como ambientalista para el Ministerio de Educación y la última vez que preguntó en la farmacia, una tableta de Daflon (medicamento que ayuda a contrarrestar el dolor causado por problemas de varices) marcó un precio de tres millones de bolívares.

Debido a que su salario es de 820 mil bolívares la solución que encontró fue bañarse con agua fría, elevar las piernas para mejorar la circulación y cuando puede, compra té de salvia o chinchamochina y se realiza una infusión.

 “El salario no nos alcanza para cubrir nuestros medicamentos, solamente nos abastecemos con lo que podemos para comer”.

Damarys Ceballos