Cerlas: No tiene sentido que en Bolívar llegue el agua en malas condiciones

217
Foto: referencial/Radio Fe y Alegría Noticias.

César Romero, director ejecutivo del Centro para la Reflexión y la Acción Social (Cerlas), expresó que es incoherente que en los estados Bolívar, Delta Amacuro y Amazonas tengan los recursos hídricos más importantes del país y sus habitantes sufran escasez de agua, o que cuando llegue esté en malas condiciones.

El jueves 3 de noviembre en una entrevista que ofreció al programa Punto y Seguimos, transmitido por Radio Fe y Alegría Noticias, Romero aseguró que estos tres estados tienen a los ríos más importantes de Venezuela, como el Orinoco y El Caroní y que cerca del 90% de los afluentes de agua del país se encuentran allí.

“No tiene ningún sentido que las poblaciones sufran la crisis del agua como la sufren, incluso con un alto índice de gravedad, en contraste con otras regiones del país”, indicó.

En un estudio realizado por Cerlas en cuatro municipios del estado Bolívar: Caroní, Sifontes, Roscio y El Callao, arrojó que las personas reportan conflictividad por el acceso al agua, desatención e inacción por parte de las autoridades regionales.

“Todo este problema de no acceder al servicio de agua ha hecho que las personas busquen medidas individuales, o de familia, para solventar el acceso al agua, entonces se da un fenómeno de privatización del servicio de forma directa e indirecta y las personas han reportado que cuando buscan servicios privados para acceder al agua estos tienen altos costos”, refirió Romero.

Expresó que tampoco existe un plan de racionamiento del agua.

Cerlas: hay mucha contaminación de agua por el mercurio

Asimismo, registraron afectaciones a la salud de los habitantes en los cuatro municipios, como por ejemplo: enfermedades gastrointestinales, de piel, de cabello.

Agregó que debido a la alta actividad minera “hay mucha contaminación mercurial”.

“Hay reporte de autismo y enfermedades psicomotrices porque al tener altos índices de mercurio en la sangre todo el sistema motor y psicológico de las personas se ve deteriorado y afectado”, afirmó.

A esta situación, dijo Romero, hay que sumarle el deterioro de las empresas públicas encargadas del tratamiento del agua “ni siquiera hay como una garantía de que el suministro de que ellos garantizan a duras penas sea de agua de calidad”.

Aseveró que las personas se ven en la obligación de recurrir a fuentes naturales sin tener algún tipo de conocimiento o estudio de cómo está esa agua. “Se va a algún río y se toma el agua de allí”.

Escuche la entrevista completa a continuación: