Colapsa un tercer tanque petrolero en grave incendio en Cuba

275

Con ayuda internacional, Cuba sigue batallando contra un gran incendio desatado hace dos días en dos tanques petroleros, que deja al menos un muerto, 16 desaparecidos y un centenar de heridos, y que se extendió a un tercer tanque en las últimas horas del domingo 7 de agosto.

Las autoridades informaron que el siniestro alcanzó ya a un tercer tanque, después de que una enorme columna de fuego de varias decenas de metros se elevara súbitamente minutos antes de la medianoche, según lo transmitió la televisión cubana.

El primer tanque contenía 26.000 metros cúbicos de crudo, alrededor del 50% de su capacidad máxima.

Durante la madrugada del sábado este gran cilindro con una tapa cóncava colapsó y el fuego se extendió a un segundo depósito que contenía 52.000 metros cúbicos de fuel oil. Este último se vino abajo en la media noche del domingo.

La presidencia de Cuba confirmó que se trata de “un derramamiento de petróleo del segundo tanque” y que el tercero no ha colapsado.

Los tres tanques siniestrados estaban juntos y las autoridades temen desde el sábado que el fuego se expanda hacia un tercer depósito.

Ante este riesgo “las fuerzas que laboraban en el lugar habían sido evacuadas” el domingo por la noche, dijo el gobierno provincial de Matanzas.

Según el último parte médico, difundido antes del colapso, el saldo es de un muerto, mientras que 24 personas continúan hospitalizadas, cinco de ellas en estado crítico.

Las 16 personas reportadas como desaparecidas son “bomberos que estaban en la zona más cercana” al incendio, informó el sábado la presidencia.

Espera angustiosa

Familiares de los desparecidos se reunieron con el presidente Miguel Díaz-Canel en un céntrico hotel de Matanzas, donde son asistidos por médicos y psicólogos en su angustiante espera.

La tragedia se produce a tres meses de la explosión en La Habana del hotel Saratoga por un escape de gas, que dejó 46 muertos, entre ellos una turista española, y más de 50 heridos, así como la destrucción casi total del céntrico inmueble.

Ayuda “decisiva”

Las autoridades se coordinaron el domingo con responsables de brigadas de México y Venezuela que arribaron el sábado por la noche para ayudar a sofocar el incendio.

Cuatro aviones mexicanos y uno venezolano aterrizaron en el aeropuerto del famoso balneario de Varadero, a unos 40 kilómetros al noreste de Matanzas.

El primer avión de la Fuerza Aérea Mexicana llegó con 60 militares y 16 técnicos de Petróleos Mexicanos (Pemex), seguido por otro con equipo y productos químicos para control de incendios.

En horas de la madrugada llegó otro vuelo procedente de Venezuela con 35 bomberos, especialistas y técnicos de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que transportaron 20 toneladas de espuma y otros químicos.