Deltanos que han emigrado a Brasil reportan que la situación del COVID-19 es preocupante

Archivo

Los deltanos que han emigrado a Brasil están preocupados por la alta tasa de mortalidad por COVID-19.

Aníbal, un ciudadano que está residenciado en la ciudad de Recife del estado Pernambuco, reveló que  a diario se contabiliza hasta 70 muertes asociadas al coronavirus en esa región. La tensión en Brasil es cada vez más fuerte y los migrantes venezolanos tratan de sobrevivir sin dejar de trabajar.

El miércoles 7 de abril del 2021, Brasil reportó 3.829 nuevas muertes por coronavirus,  acumulando 340.776 fallecidos desde que inició la pandemia en ese país amazónico.

El joven que actualmente está residenciado en Recife, informó que los venezolanos que han migrado a esa nación, no han parado de trabajar, algunos salen a vender agua, golosinas y otros productos.

“Aquí la cosa no está buena, Brasil está así como lo dicen en las noticias, por ejemplo aquí donde vivo reportan como 70 muertes por coronavirus cada 24 horas”,  dijo Aníbal, al ser abordado  por Radio Fe y Alegría Noticias.

El joven es del estado Delta Amacuro, y al igual que el resto de los venezolanos que se ha marchado, intenta sobrevivir. Sin embargo, la situación ha estado complicada por la pandemia.

Aníbal afirmó que los centros de salud del país amazónico están colapsados. No hay camas disponibles para los nuevos pacientes que son  diagnosticados con Covid-19.

Al igual que el estado Delta Amacuro, hay sectores en el estado brasilero de Pernambuco que no cumplen con las medidas de bioseguridad, mientras que otras barriadas tratan de mantener las prevenciones necesarias.

La pandemia ha generado que el desempleo incremente para los venezolanos. No todos tienen la misma suerte, mientras tanto hay personas que permanecen en los denominados refugios recibiendo la atención de diferentes organizaciones y de la misma sociedad civil.

“La gente ayuda a los venezolanos, más que todo a los desempleados”.

La Asociación Nacional de los Registradores de Personas Naturales (Arpen), reveló el jueves 8 de abril, que el número de muertes superó por primera vez la cantidad de nacimientos registrados en la región Sudeste de Brasil.

En los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Espíritu Santo se contabilizaron 13.998 nacimientos, frente a 15.967 decesos. Esa región tiene una población que suma casi 90 millones de habitantes.