El grupo paramilitar La Zona, tendría 4 mil hombres armados

Juan Romero. Foto: Archivo.

“Una lluvia de balas”. Eso fue lo que se evidenció en el corregimiento de Paraguachón, comunidad ubicada a ocho kilómetros al oriente del municipio de Maicao, en La Guajira. Con este hecho, se vivió un verdadero caos por la balacera repentina, entre bandas delincuenciales que aún no han logrado ser identificadas por la Policía.

Esta comunidad, que se encuentra ubicada en el departamento de La Guajira -en el norte del país y que es frontera con Venezuela-, debió resistir con heroísmo el crudo enfrentamiento. En el aparatoso hecho se vieron habitantes tirados en el suelo, cubriéndose la cabeza, hablando a gritos en medio del fuerte ruido, apretados en la mitad de lo que parecía ser un encuentro cercano con la muerte.

Detrás de lo que parecía un bloque de piedra, la gente se resguardaba del impacto de las balas, las cuales en ningún momento dejaron de cesar. Ese cuadro de horror fue roto por un hombre de camisa negra que se pone de pie y se aleja del lugar y otro sujeto vestido con camiseta rosada que, despavorido por el miedo llega corriendo a juntarse con el grupo, y se pone detrás de las piedras.

En este sentido, se presume que el enfrentamiento fue en el costado venezolano y que se desarrolló entre autoridades de ese país, con una banda delincuencial también venezolana, la cual se camufla en el costado colombiano y se dedicaría al ingreso de contrabando en la frontera. Por fortuna, aún no existen reportes de alguna persona herida de la comunidad en virtud al combate.

De acuerdo al Secretario de Asuntos Fronterizos de la gobernación del estado Zulia, Juan Romero, el grupo criminal La Zona tendría 4 mil hombres armados, los cuales son de “composición mixta: hay venezolanos y colombianos”

Indicó que es un grupo paramilitar porque tiene en su poder armamento pesado, vehículos con capacidad de movilización y aclaró que “es un grupo criminal ya que utilizan extorsión y  amenaza de muerte”.

“Estos grupos se extiende desde la Guajira hasta el municipio Jesús María Semprúm.”

“Han venido construyendo fincas clandestinas. Estimo que hay entre 3.400 y 4000 entre logística y gente armada”

Por otra parte, el diputado a la Asamblea Nacional, Virgilio Ferrer,  afirmó que estos hechos irregulares se dan porque la fuerza armada nacional bolivariana no tiene el control: “no han podido vencer a los paramilitares y al hampa común”.

El contrabando de combustible es por sabotaje del TAC

Por otra parte, Romero alegó que el Sistema de Tarjetas de Automatización de Combustible (TAC), el cual funciona con electricidad y transmisión de datos, generó la afectación del “ataque ciberelectrónico por parte de Estados Unidos que tuvo el sistema en Venezuela”, provocando la afectación de la transmisión de datos de las gasolineras: “no están funcionando y no están leyendo el chip de gasolina”

Por Nazaret Torres Padrón