El “Rey” Félix no piensa en el retiro

Foto: Dean Rutz | The Seattle Times

Félix Hernández no está seguro dónde volverá a lanzar en 2020, pero todavía el retiro no es una idea que ronde en su cabeza.

El Rey se despidió de los Marineros y de Seattle el jueves por la noche en un emotivo encuentro después de lanzar por espacio de 5.1 innings.

Hernández firmó un extensión de contrato en febrero de 2013 por siete años y 175 millones de dólares. En ese instante el acuerdo más lucrativo para un pitcher en la historia de las Grandes Ligas, con una opción condicional para la temporada de 2020, pero nada parece indicar que la gerencia de Seattle decida tomar ese camino, por lo que el carabobeño quedará libre al finalizar la campaña de 2019.

Desde que en junio de 2016 fue colocado en la lista de lesionados por primera vez en su carrera, las ausencias de Hernández por problemas físicos se han ido incrementado, mientras su rendimiento ha ido en declive, luego de ser uno de los mejore pitchers del beisbol.

Este año se vio limitado a 15 aperturas debido a un tirón en el hombro derecho y terminó la ronda regular con registro de 1-8 y efectividad de 6.40, la peor de su brillante carrera.

“Vamos a ver si consigo trabajo”, dijo el derecho, de acuerdo con un reporte de MLB.com. “Pero no me voy a retirar. No sé qué va a pasar el año que viene o lo que harán (los Marineros). Ya veremos”.

En su última salida, contra los Atléticos de Oakland, Hernández permitió cinco hits y tres carreras, mientras otorgaba cuatro boletos y realizaba 106 envíos.

“Todos estos años que vengo jugando para Seattle, me he divertido”, enfatizó Hernández. “Me están pasando muchas cosas por la mente ahora mismo. No sé qué decir… Son muchas las emociones. Llevo 15 años aquí y están pasando muchas cosas”.

Hernández ganó el premio Cy Young en 2010, dos títulos de efectividad en la Americana de 2010 y 2014, en tanto que tiraba un juego perfecto de 2012, el último que se ha completado en las Mayores, de un reducido número de 23; además de todas las marcas posibles para un lanzador de Seattle.

Alexander Mendoza | LVBP