Maracaibo cumple dos meses recibiendo agua turbia

Foto: Cortesía

Dos meses han transcurrido desde que el servicio de agua potable por tubería empezó a llegar con sedimentos a la población zuliana.

Según autoridades locales, esto se debe a las últimas lluvias registradas en la entidad que desencadenaron un mayor arrastre de sedimentos de las cuencas.

Lusbi Portillo, Coordinador General de la Fundación Homo Et Natura, recientemente dijo a Radio Fe y Alegría Noticias, que actualmente dichas Cuencas se encuentran deforestadas, lo que empeora aún más la situación.

Hasta la fecha las autoridades no han revelado la razón por la cual llegaron a deforestarse las cuencas, siendo la más afectada de ellas «Tres Tríos», donde ya se realizó un tratamiento, según informó el director de Servicios Públicos de la Alcaldía de Maracaibo, Roberto Rojas.

Esperan mejorar la calidad en 15 días

Rojas, en conversación con Radio Fe y Alegría Noticias notificó que se tiene previsto que de 10 a 15 días pueda mejorarse la calidad de agua potable tras activarse el cuarto motor de la Estación de Bombeo Tulé.

“Lo que pasa es que esta sedimentada es el agua que viene de Tres Ríos, la de Tule es un agua aceptable, incluso sin ser tratada es apta para el consumo y que con esa agua hemos ido bajando la turbidez», agregó en funcionario.

Apuntó que en la planta de tratamiento «Planta C» se están realizando reparaciones para tener mayor capacidad del retiro de sedimentos, «el problema es el agua que viene de Tres Ríos”, insistió.

¿Y el agua para cuando?

Sobre la distribución de agua, Rojas explicó que hay 2 mil 900 litros por segundo llegando a la ciudad, aunque aclaró que «no estamos en la situación óptima porque la ciudad necesita de 5 mil a 6 mil litros por segundo para llegar a todos los sectores”.

Además, explicó que hay una pérdida de agua de 400 litros por segundo.

“No solo es el litraje sino una fugas que están afectando la cantidad de agua que sale de Tulé para llegar a Planta C. Una pérdida de 400 litros por segundo… y lo otro algunos motores que se dañaron que están en reparación”, subrayó.

Rojas advirtió que para octubre, es decir, dentro de tres meses llegaran las lluvias y comenzara otra vez la turbidez.

Para ello estiman trabajar con una mayor extracción y presión de agua en Tulé, para no afectar la ciudad.