Las calles de Pueblo Nuevo en Barquisimeto parecen un campo de batalla

Calles de Pueblo Nuevo
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

La falta de alumbrado público, calles llenas de huecos y la deficiencia en el suministro de agua potable, son parte de las innumerables problemáticas que viven a diario quienes habitan en la comunidad de Pueblo Nuevo, al oeste de la ciudad de Barquisimeto, estado Lara. 

Omar Piña, habitante de la comunidad, conversó con Radio Fe y Alegría Noticias y manifestó la preocupación de la comunidad ante la gran oscuridad que reina en las calles de la zona por la falta del alumbrado público.

Piña destacó que dicha situación es inaceptable porque aumenta el riesgo de inseguridad en los sectores de la comunidad, ya que cuando cae la noche las calles quedan totalmente a oscuras.

“Si tu pasas de noche por la avenida Los Horcones o por la avenida Florencio Jiménez, te podrás dar cuenta que está toda la calle a oscuras y el que salga por ahí está expuesto a que lo atraquen. Nos da miedo andar de noche por aquí”, dijo Piña. 

A esta situación también se suman las malas condiciones de las calles, las cuales en su mayoría están “inservibles”, y presentan una gran cantidad de huecos y escombros que impiden el tráfico normal de automóviles y personas. 

“El llamado que hago a las autoridades es que se acuerden que Pueblo Nuevo y todos los sectores del oeste estamos padeciendo de problemas que pueden solucionarse a corto plazo”, acotó. 

Calles de Pueblo Nuevo inservibles/Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

¿El agua? Una vez a la semana

Los vecinos de la comunidad de Pueblo Nuevo también alertaron que en los últimos meses el servicio de agua ha presentado gran deficiencia debido a que solamente se los suministran una vez a la semana y por pocas horas.

“Nos están administrando el agua solamente los miércoles, antes abrían las llaves los viernes y eso dejó de ser así”, informó Mirtha Suarez, habitante de la comunidad.

Ante esta situación las familias han optado por acudir a la compra de agua a través de camiones cisternas para así poder sobrellevar la problemática y contar con el servicio en sus hogares. 

Sin embargo, reclamaron que las deficiencias en el agua los obligan a tener que pagar semanalmente 6 pipas en un precio equivalente a 2 a 3 dólares para abastecerse del líquido. 

Asimismo, Suarez manifestó que en ocasiones “el agua que llega a los hogares es turbia y de color marrón, y por esto debemos hervirla varias veces antes de poder consumirla”. 

Exigen a la hidrológica del estado y la gobernación que se avoquen a atender las necesidades de las comunidades en toda la región y se garantice el buen funcionamiento de los servicios públicos. 

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias