Pacientes renales en Guárico exigen arreglo de máquinas

Pacientes renales del hospital Israel Ranuarez Balza protestaron para exigir la reparación de cuatro de la seis máquinas que están dañadas.

Mirta Pandare, paciente con insuficiencia renal y con más de ocho años dializándose, comentó que tiene días que no ha podido hacerse su tratamiento completo, ya que solo están funcionando dos máquinas de la seis que tiene la unidad.

“Tengo ocho años en la diálisis. Ahorita estamos afectados porque tenemos las máquinas de diálisis malas. Tenemos mala diálisis, necesitamos que nos resuelvan ese problema para ver si tenemos un poco más de vida”, exigió.

Pandare señaló que tiene que pagar un taxi todo los días para que la lleve a dializarse ya que se encuentra en una silla de ruedas producto de la enfermedad que le ha complicado partes de su cuerpo.

“El taxi me cobra de 25 a 30 mil bolívares para llevarme y traerme a diario y no encuentro cómo comprar los medicamentos”, agregó.

Por su parte, Arelis Flores, una paciente por mas diez años, declaró que desde hace seis meses las maquinas se han ido dañando ante la falta de mantenimiento. A causa de esto, solo reciben dos horas de tratamiento.

“Seis meses con la maquinas dañándose una a una, ocurriendo lo que llama un efecto dominó: se va dañando una, se va dañando otra y fíjate que ya tenemos dos nada más operativas”, apuntó.

“La planta de tratamiento está dañada por la falta de mantenimiento e inversión del Estado que no le hace mantenimiento a los riñones artificiales ni a la planta”, agregó Flores.

“Tenemos una mala diálisis de dos horas, porque muchas veces sacrificamos la diálisis para algunos pacientes que llegan complicado y sacrificamos las cuatro horas de tratamientos”.

Los pacientes se reunieron con un funcionario de la gobernación del estado que les prometió que el problema sería resuelto el sábado 23 de noviembre. Los afectados esperan que les cumplan la promesa y sean reparadas las cuatros máquinas para poder ser atendidos de manera eficiente.