Una Palabra Oportuna No. 729

Oración de la mañana. Lunes 02 de noviembre de 2020.

Por Herlinda Gamboa. Voz Julitze Maryurel.

Cafecito de la esperanza en el día de los fieles difuntos, “al atardecer de la vida nos queda el amor»

Señor Jesús,  nos regalas una nueva semana.  En este amanecer recibo la caricia de tus manos que consuelan y animan la jornada plena de recuerdos y memoria agradecida. Una niña definió la nostalgia como «el amor que queda», cuando aquellos que amamos emprenden el viaje a la eternidad. Hoy el café tiene el aroma y sabor del amor que ha dejado huella, que permanece más allá del tiempo y del espacio.

El amor que se quedó y ha vencido la duda, el miedo, la indiferencia, la traición, el abandono, la soledad…el engaño, las ofensas. El amor que ha hecho camino cotidiano de relaciones, encuentros, comunión, amistad, pan compartido, de la  fiesta y del café, de amaneceres y atardeceres juntos…de fe, oración, proyectos, sueños convertidos en  misión…el amor de múltiples expresiones y experiencias, que «no cansa, ni se cansa» porque siempre da otra oportunidad. «Ese es tu amor».

La nostalgia se apodera de nuestro encuentro, rezamos en silencio haciendo memoria de la gente que se ha ido de nuestra vida… descubrimos lecciones,  aprendizajes, historias  que permanecen y animan a seguir el camino, con compromiso y coherencia. Que descansen en tu paz.

 Danos tu amor y gracia que nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.