Una Palabra Oportuna No. 776

Interioridad. Miércoles 25 de noviembre de 2020.

Por Marisabel Parada. Voz Alexander Medina.

Duelo ante la pandemia,  ¿Qué siento en el aislamiento social?

¡Cuánto dolor hemos vivido en este 2020!  Hemos estado tan aislados que sentimos desolación y angustia. Esta Pandemia mundial nos ha encontrado desvalidos y vulnerables y lo más duro ha sido perder seres queridos y sentir que la desesperación se  apropia de nosotros. Las pérdidas, además del duelo, son de todo  tipo: trabajo, calidad de vida, relaciones, hábitos  y proyectos futuros.

Las experiencias cargadas de emociones nos obligan a repensar el significado de la vida y a encontrar, desde el dolor de la ausencia, el valor que brinda el amor a Dios y al prójimo.   En la oración hay una confianza íntima de recibir ayuda. Dios es la compañía segura, la fuerza reconfortante ante todas las pérdidas. 

Reflexionemos:

¿Somos comprensivos y compasivos con las personas en duelo?

¿Nos compenetramos en la oración a Dios para sentir su presencia?

Realiza este ejercicio: 

Conversen en familia y revisen el concepto de la muerte y la vida eterna.

Anoten los sentimientos que han vivido en esta etapa del duelo y reflexionen como asumirlos.

Llama a alguna persona en duelo  de modo  que se sienta acompañado.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.