El mundo acogió a más de 7 millones de venezolanos

1
Foto: Referencial.

El coordinador Observatorio de la Diáspora Venezolana, Tomás Páez Bravo, detalló en el programa En Este País trasmitido por Radio Fe y Alegría Noticias que 7.600.000 venezolanos migraron.

Según datos de esta organización, hay más de 7 millones de venezolanos en, al menos, 90 países del mundo.

“Nosotros comenzamos a hacer el trabajo en el año 2013. Nuestro primer trabajo es donde están los venezolanos y hemos ido perfeccionando los datos por países y pasamos a presentarlo por ciudades y comunidades”, contó Páez.

Según el Alto Comisionado de las Naciones para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), hay más de 6 millones de migrantes venezolanos esparcidos en diferentes países de América Latina y el Caribe.

Sin embargo, el Observatorio de la Diáspora Venezolana registra una cifra más alto porque su trabajo se apoya en redes, en información oficial de los países y ciudades, y las encuestas de los censos. Contrario a los órganos internacionales que son más protocolares y llevan una metodología diferente.

Salen a diario más de mil venezolanos, aún con la pandemia

“La migración venezolana no se frenó ni siquiera con el COVID”, dijo el coordinador del Observatorio, quien además es sociólogo.

Acotó que la migración “se reguló mucho” con la pandemia. “Sin embargo, eso no ha frenado el éxodo venezolano“.

“(La migración venezolana) siguió creciendo durante el 2020, año duro de la pandemia, y durante el 2021 se contrajo un poco el registro porque los países impusieron restricciones y solicitudes de visa como el caso de México y Costa Rica”, manifestó.

También aseveró que están saliendo alrededor de mil personas al día del país. Algunas personas se quedan en Latinoamérica, otros van al norte del continente; mientras que un rango de porcentaje llega a irse a Europa y Asia.

Lo positivo de la migración

El sociólogo explicó que la migración genera aspectos positivos en el mundo y que los países opten por tomar políticas de regularización “el mejor antídoto contra las industrias que se generan con la trata de blanca, la trata de niños y la droga”.

“La regularización facilita que los migrantes trabajen”, dijo. “Latinoamérica le está dando una lección al mundo sobre lo que se debe hacer en políticas migratorias”, subrayó.

Asimismo, enalteció el trabajo y las políticas Ad Hoc que han creado algunos país; sobre todo Colombia, que creó mecanismos especiales y da acogida a más de 2 millones de venezolanos, según su registro.

“Toda diáspora es buena. Contribuye a la reducción de la pobreza global, beneficia al migrante mismo, al país de acogida y al país de origen. Toda diáspora sirve y es útil para temas de difusión tecnológica, creación de empresas”, opinó.

“(Lo mencionado) se ha demostrado en los estudios que se han hecho en Colombia, Perú y Chile. Los estudios globales (…) dan una idea clara del impacto positivo” de ello.