Fiscal General rechaza informe de Misión sobre DDHH

161
Foto: cortesía

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, rechazó el reciente informe de la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos designada por el Consejo de Derechos Humanos, porque -aseguró- es un grupo politizado que carece de información directa y veraz para acusar al país de cometer crímenes de lesa humanidad, expresó en una entrevista ofrecida a la agencia EFE.

Saab, quien aseguró que la misión realiza sus informes con datos recabados en redes sociales, medios de comunicación y conversaciones con opositores al Gobierno de Nicolás Maduro, manifestó que sus miembros están políticamente “connotados”, por lo que funcionan como “voceros” de países y personas que buscan destruir Venezuela.

En su opinión, cuando de derechos humanos se trata, el discurso “debe tener siempre un carácter ético y debe diferenciarse y apartarse de toda motivación de carácter político, incluso ideológico”, porque es un asunto que “nace de los derechos inalienables”, que van más allá de diferencias de ideas.

Explicó que la estrategia de usar la misión consiste en manejar “un formato de legalidad para impresionar a un Estado”, después de no haberlo logrado “utilizando (en el país) la metodología de la guerra, del golpe de Estado, de lo que significaron las guarimbas (protestas violentas)”.

El Grupo de Determinación de los Hechos va “en contracorriente”

A su juicio, el grupo de determinación de los hechos va “a contracorriente, tiene un lenguaje totalmente diferente y se distancia enormemente de lo que hace la ACNUDH”, que “ha elogiado, ha reseñado de manera positiva la labor que el Ministerio Público (Fiscalía) ha desarrollado en materia de derechos humanos”, dijo.

Adicionalmente, recordó que desde 2019, bajo el mando de Michelle Bachelet, la ONU ha hecho control sobre el país y emitió recomendaciones que verificaron posteriormente y, aunque no todas resultaron seguidas, valieron a Venezuela el reconocimiento por parte del organismo internacional, con el que se desarrolló un “diálogo totalmente sano, directo, con interlocución totalmente abierta”, agregó.

Saab destacó que la ACNUDH tenga oficina permanente en Venezuela, por lo que puede -aseguró- verificar in situ los hechos, con visitas a las instituciones que considere, mientras que la misión independiente nunca ha estado en el país, sino que se apoya en información secundaria no verificable.

“Utiliza fuentes de Twitter, por ejemplo, de redes sociales, o personas que siendo prófugos de la justicia venezolana, ellos entrevistan. Eso carece totalmente de legitimidad (…) nosotros tenemos cómo, fácilmente, a todos los casos que ellos mencionan, responder con datos para desmentir”, expresó.