Mariano de Alba: La relación entre Colombia y Venezuela es condicional

70
Foto: Presidencia de la República

Mariano De Alba, abogado y asesor senior de Crisis Group, dijo en entrevista con el programa En Este País, que la relación entre Colombia y Venezuela —más allá de que en la opinión pública se pensara que Nicolás Maduro y Gustavo Petro serían dos grandes aliados—, se configuró como una relación condicional.  

De Alba, quien realizó la investigación “Lazos incondicionales: restaurar las relaciones entre Venezuela y Colombia”, explicó a Radio Fe y Alegría Noticias que esto es debido a que sigue habiendo desconfianza de la administración de Maduro hacia Petro, por sus anteriores críticas al chavismo. 

“El gobierno de Petro le ofrece a Maduro un puente para reinsertarse internacionalmente, pero siempre y cuando haga una serie de concesiones, acabe con las mafias en la frontera, ingrese al Sistema Interamericano de Derechos Humanos y permita facilidades comerciales para que la industria colombiana pueda exportar hacia Venezuela”, expresó.

Añadió que el restablecimiento rápido de las relaciones entre ambas naciones —tras casi cuatro años de tensiones— se da porque comparten temas claves como la seguridad en la frontera y el tema migratorio, ya que se estima que más de 2 millones 500 mil venezolanos viven en el país vecino. 

Miembros del ELN con nacionalidad venezolana

Resaltó que la seguridad es clave en sus alianzas, al ser evidente que la guerrilla del ELN pasó a ser binacional, con efectivos que no solo operan en zonas de los estados fronterizos de Venezuela, sino que también tienen nacionalidad venezolana. Todo esto con el consentimiento de las fuerzas de seguridad venezolanas y por ende del Estado, de acuerdo al abogado. 

Considera que el primer mandatario de Colombia involucró a Venezuela como uno de los países garantes del diálogo con el ELN, que inició en Caracas el pasado mes de noviembre, para aumentar las posibilidades de que Maduro ejerza presión sobre el ELN y se den acuerdos.

Agregó que en la implementación de ese posible acuerdo se tendrá que incluir la desmovilización de esos grupos, la entrega de armas, entre otras cosas. “Es una gran incógnita si el Gobierno venezolano va realmente a cooperar y tiene interés en que el ELN deje de operar en el país, porque hay toda una serie manejo de economías ilícitas alrededor de eso”.

Política para impulsar una salida negociada a la crisis en Venezuela

Para el asesor senior de Crisis Group, Petro ha enviado mensajes en coordinación con Estados Unidos, porque aunque es un presidente de izquierda, Washington mantiene confianza y cercanía porque Colombia es su aliado más importante en América Latina. 

“Creo que al Gobierno de Petro sí le gustaría ver una salida negociada a la crisis en Venezuela y ha tratado de enviar mensajes y participar en algunos actos como el foro de París en noviembre, que tratan de empujar a Maduro hacia esa ruta”, explicó.

Sin embargo, piensa que todavía está por verse si esa estrategia funcionará, porque ya hay frustración del lado colombiano al ver que no se ha dado ninguna concesión importante. “Es muy riesgoso dejar esa presión solamente en manos de Petro, la relación entre Venezuela y Colombia es muy compleja”.