Suspensión del TSJ sobre elecciones universitarias es «a medias»

UCV
Foto: Archivo web

Así lo aseveró a través de radio Fe y Alegría Noticias Octavio González, Secretario General de la escuela de derecho de la UCV.

La Sala Constitucional del TSJ suspendió este jueves 27 de febrero la medida cautelar por medio de la cual se pretendía dictar las normas para las elecciones de autoridades de universidades autónomas.

¿Están satisfechos los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela con esta decisión del TSJ?

González expresa que ciertamente la decisión es un paso atrás «pero a medias con respecto a la sentencia 0324».

El dirigente estudiantil cree que el gobierno previó que una decisión de ese calibre no le era favorable en este momento y por eso el Tribunal Supremo de Justicia decidió no darle pie a la sentencia 0324, por ahora.

Sin embargo, no están para nada satisfechos. Esa medida cautelar que dictó el TSJ no da respuestas a los criterios que tienen en las universidades.

¿Pero por qué el máximo tribunal suspendió esta sentencia 0324?

«La respuesta la saben solo ellos. Los universitarios han estado activos en la calle. El 27 de febrero, último día del lapso que habían dado, siguen ratificando los métodos que ellos quieren imponer en las elecciones universitarias. Estas elecciones las definen los universitarios y no hay otro ente que deba entrometerse en los asuntos internos de una universidad», dice el joven.

Habla de que en la Universidad Central de Venezuela existen unos 900 obreros, un poco menos de 1000 trabajadores administrativos y 30 mil estudiantes en la UCV. Además de 5 mil profesores.

«Pero quieren vincular a cada sector con un 20 por ciento de representación. Eso quiere decir que el voto de un obrero vale 80 votos de estudiantes», y para los universitarios esto es inconstitucional.

Al respecto, suponen que la pretensión del gobierno es ganar espacios que nunca han podido ganar a través de ese método. Y su lucha es clara. No están excluyendo a esos dos sectores pero no forman parte del claustro universitario. No pueden ir en contra de la legalidad ni en contra del marco normativo.