Para EEUU el caso de Alex Saab no tiene nada que ver con el diálogo

Portavoz Departamento de Estado
Ned Price, portavoz EEUU/Foto: EFE

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, declaró en la noche de este lunes 18 de octubre que los cargos que se le imputaron a Alex Saab no tienen nada que ver con el proceso de negociaciones entre la oposición venezolana y el gobierno en México.

El alto funcionario advirtió que «a menudo es difícil para los gobiernos antidemocráticos, autocráticos y represivos entender la verdad simple y fundamental sobre cómo operamos en este país. Nuestra aplicación de la ley es independiente de la política. Los cargos criminales contra Alex Saab son anteriores y no tienen relación con las negociaciones políticas entre la Plataforma de Unidad y el gobierno de Nicolás Maduro».

Tras la extradición del empresario colombiano al país del norte, la delegación oficialista decidió suspender su participación en la mesa de diálogo, cuya cuarta ronda debía comenzar este domingo 17.

Para el presidente venezolano Nicolás Maduro este hecho constituyó una «puñalada» al proceso y culpó al gobierno de Estados Unidos de afectar estas conversaciones.

Sobre esto Price considera que tras esta decisión del gobierno está «poniendo sus intereses una vez por encima de los intereses del pueblo venezolano. Están poniendo el caso de un individuo por encima del bienestar de millones de venezolanos».

Saab compareció este lunes ante un juez federal de Miami y fue imputado de 8 cargos, todos relacionados con hechos de corrupción y lvado de dinero.

El portavoz reiteró el compromiso que tiene el presidente Joe Biden de seguir promoviendo estos encuentros para buscar soluciones a la grave crisis del país.

Rusia preocupada por la suspensión de la mesa

Por su parte, el gobierno ruso que preside Vladimir Putin expresó su preocupación por la interrupción del diálogo. A través de un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores reafirmó que «no hay alternativa a continuar el diálogo entre las fuerzas políticas responsables de Venezuela. Solo así se podrán resolver de manera sostenible las contradicciones existentes. El desafío para la comunidad internacional es ayudar a los esfuerzos constructivos, no socavarlos».

En otra parte de la misiva, Rusia acusó a Estados Unidos de presionar a las partes venezolanas, e instó a crear «un clima de confianza en el diálogo» y alertó «de las consecuencias destructivas que pueden conllevar medidas groseras e imprudentes que socavan esta atmósfera».

Rusia es uno de los países acompañantes de este proceso entre ambas delegaciones.